Para construir el nuevo rostro del campo mexicano; un campo justo, productivo, competitivo, rentable y sustentable, en beneficio de sus familias y comunidades, el Gobierno de la República pondrá en marcha diversas estrategias:

  1. Elevar la productividad de los pequeños y medianos propietarios.
  2. Aumentar el uso de fertilizantes y semillas mejoradas.
  3. Incrementar las zonas cultivables de riego.
  4. Abrir la llave del crédito a productores y emprendedores del campo.
  5. Crear un sistema de información que contribuya a sincronizar la oferta y la demanda de productos en el mercado nacional.
  6. Actualizar y simplificar las leyes, normas y reglamentos en el sector, para incentivar las inversiones y generar más empleos