Este mes entró en operación un nuevo instrumento diseñado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas a que ahorren en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. A través del uso de las nuevas tecnologías esta herramienta facilitará a los pequeños contribuyentes llevar su contabilidad y cumplir con sus impuestos.

Los impuestos dotan al Estado de recursos necesarios para realizar tareas fundamentales para el bienestar de la población. Son el músculo del Estado para construir y mantener caminos, puentes y vías de comunicación e intercambio, para edificar y conservar en estado óptimo escuelas, hospitales y mercados públicos a lo largo y ancho del país. Le permiten asimismo dar apoyos directos (becas, subsidios, apoyos alimentarios) a quienes menos tienen, y también garantizar la defensa de la seguridad nacional en las fronteras terrestres o las vías marítimas. Gracias a los impuestos que todos pagamos el Estado puede atender a la población en casos de desastres naturales y velar por la defensa de los derechos de nuestros connacionales en el extranjero.

Conoce aquí la herramienta Mi Contabilidad 

La capacidad recaudatoria del Estado mexicano había sido históricamente reducida. Hasta 2012, los ingresos tributarios eran menores al 10% del PIB, mientras que en el resto de América Latina la recaudación promedio es de alrededor del 16%. Hoy, gracias a un gran esfuerzo conjunto, al mismo tiempo que se recortan gastos innecesarios se amplía la capacidad recaudatoria del Estado. Hemos logrado que los ingresos tributarios sean hoy del orden del 14% del PIB.

Recaudar mejor implica simplificar, facilitar el pago de impuestos, en especial para los pequeños contribuyentes que no pueden incurrir en grandes costos administrativos.

La nueva herramienta diseñada por el SAT y la SHCP está dirigida a las personas morales —empresas— con ingresos anuales de hasta 5 millones de pesos y que estén constituidas por personas físicas.

La participación en el esquema es opcional y permitirá a las sociedades de menor tamaño llevar su contabilidad con base en efectivo, con lo cual ya no será necesario realizar ajustes por inflación. Las empresas participantes podrán optar por calcular sus pagos provisionales utilizando un coeficiente de utilidad, lo cual simplifica más su cálculo. Tendrán la certeza de que lo que declaran es la misma información que el SAT tiene y de que las operaciones amparadas en las facturas emitidas y recibidas son las que efectivamente realizaron.

De acuerdo con el más reciente Censo Económico del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), poco más de 97% de las unidades económicas del país recibe ingresos anuales menores a 5 millones de pesos y genera 7 de cada 10 empleos.

Por ello los avances en materia de simplificación fiscal para este sector eran de vital importancia para continuar fomentando el crecimiento económico, la inversión y la creación de empleos tal como se plasmó en el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar anunciado el pasado 9 de enero.

Ahora todos los procesos relacionados con el cálculo y el pago de impuestos serán más sencillos y podrán ser realizados por medio de la herramienta “Mi Contabilidad”, puesta ayer a disposición de los contribuyentes en el portal del SAT.

Secretario de Hacienda y Crédito Público