• La Titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, dio a conocer que por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto, la SEDATU instrumentará acciones para que la vivienda mantenga su fortaleza y dinamismo, a pesar de un entorno económico complicado
  • Gracias al incremento al salario mínimo, los trabajares de menores ingresos estarán en condiciones de adquirir una vivienda con valor de 315 mil pesos, dijo

Un importante paquete de estímulos para que al cierre de 2016 y durante 2017 el sector de la vivienda mantenga su fortaleza y dinamismo, a pesar de un entorno económico complicado, anuncio este día la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, ante empresarios de este sector y constructores.

Así, por instrucciones precisas del Presidente Enrique Peña Nieto, la SEDATU operará un paquete que incluye una importante cantidad de recursos económicos a fin de mantener el número de acciones de vivienda generadas en el presente año.

Además, a fin de apoyar a uno de los sectores menos favorecidos, se promoverá que quienes perciben entre uno y 2.6 salarios mínimos puedan adquirir una vivienda de 315 mil pesos.

Rosario Robles hizo este anuncio durante la comida de fin de año de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI) el cual incluye los siguientes seis puntos clave.

Para cerrar el año en curso, se dispersarán 538 millones de pesos, de los cuales 310 millones serán para atender la vivienda lista para ser desplazada en la fila del INFONAVIT y los 230 millones de pesos restantes serán para dispersarse a través del FOVISSSTE, las fuerzas armadas, la autoproducción social y la banca comercial.

A partir de enero próximo, para continuar con la individualización en fila, se destinarán 800 millones de pesos de los recursos presupuestales para 2017, con las mismas reglas de operación empleadas en el presente año.

Una vez realizado este ejercicio de recursos, en 2017 se destinarán 4, 500 millones de pesos adicionales, solamente para vivienda nueva.

“Reconozco que los insumos para la construcción han subido de precio, así como el salario mínimo, por lo que anuncio que en nuestros análisis y metas de 2017 consideramos que un trabajador que gane un salario mínimo va a poder adquirir una vivienda nueva con un valor de 315 mil pesos”, continuó la titular de SEDATU.

Adicionalmente, a partir del año próximo se reinstalará la Mesa Transversal de Vivienda Sustentable, con el fin de que se trace la ruta para homologar los criterios de sustentabilidad de todos los programas de vivienda del Gobierno de la República.

Como sexto punto, la titular de la SEDATU exhortó a las empresas del sector para que los subsidios a la vivienda se asignen de manera transparente y se sancione a asesores de ventas que no sean transparentes. “El subsidio es para que las familias adquieran su vivienda no para realizar estrategias de cierres de venta”.

En 2017, INFONAVIT_mx tiene previsto ofrecer 465 mil créditos, de los cuales 365 mil serían hipotecarios para vivienda nueva y 100 mil para mejoramiento. 

Con estas acciones estamos en posibilidad de cumplir con la instrucción del Pdte. @EPN de buscar alternativas para mantener la dinámica de la Política Nacional de Vivienda.

Como parte también de los esfuerzos que implementaremos para el próximo año, se buscará elevar la colocación de créditos para vivienda nueva en zonas de rezago habitacional y atender a la población de bajos ingresos sin afectar el dinamismo del sector y su impacto positivo en la economía.

Asimismo, se iniciará un programa de apoyos para sectores específicos de la población como docentes y médicos de excelencia, a través de incentivos que premien su desarrollo profesional.

Finalmente, Rosario Robles Berlanga manifestó a los empresarios del sector que “con estas medidas es muy posible alcanzar en 2017 las 130 mil acciones logradas en 2016”.

En su turno, Jorge Wolpert Kuri, Director General de la Comisión Nacional de Vivienda, indicó que las acciones pondrán en primera instancia a aquellas familias “pujantes”, y que tienen hoy la posibilidad y el derecho de adquirir una solución de vivienda.

Añadió que existen herramientas que permitirán a la SEDATU, proporcionar cada vez mejores soluciones de vivienda, más cerca de las zonas dotadas de infraestructura y equipamiento urbano, y beneficiar a los trabajadores de bajos ingresos de este país.