Si eres detenido por cualquier autoridad migratoria y por cualquier motivo, ejerce tus derechos:

  1. Tienes derecho a permanecer callado, lo que digas podrá ser utilizado en tu contra (sólo debes dar tu nombre y domicilio). Di “I want to remain silent” (Quiero permanecer en silencio).
  2. Tienes derecho a solicitar un abogado para que te represente, sólo di: “I want to speak to a lawyer” (”Quiero hablar con un abogado”). Al decir esto, el oficial que te detuvo debe suspender el interrogatorio, pues es ilegal que te interroguen sin la presencia de un abogado y sin tu consentimiento.
  3. Pide que te comuniquen con tu consulado para recibir información confiable sobre abogados de migración y orientación. 
  4. Tienes derecho a expresar que no estás de acuerdo en que revisen tu persona, tu casa o tus pertenencias, Di "I don't consent to a serach".
  5. Tienes derecho a no firmar ningún documento que no entiendas sin el consejo de un abogado o de tu consulado, sobre todo si éste está en inglés.  

Tu integridad física y moral, y la de tu familia, deben de ser respetadas en todo momento, sin importar tu estatus migratorio.

/cms/uploads/image/file/249693/No_opongas_resistencia_2.jpg

Ante una detención por agentes de inmigración te recomendamos:  

  • Mantener la calma y ser respetuoso con la autoridad.
  • Obedece las indicaciones del oficial.
  • Mantén siempre las manos donde la policía las pueda ver.
  • No opongas resistencia.
  • No forcejees.
  • Nunca golpees a un oficial. 
  • No digas mentiras ni entregues documentos falsos.
  • No discutas, no te resistas ni obstruyas a la policía, aunque seas inocente y la policía esté violando sus derechos.
  • Recuerda los detalles del incidente.
  • Prepara una denuncia por escrito o llama a la American Civil Liberties Union (ACLU) de tu localidad si piensas que han violado tus derechos.

/cms/uploads/image/file/249694/No_opongas_resistencia_1_.jpg

Si eres arrestado y no eres ciudadano estadounidense debes tener en cuenta las siguientes consideraciones especiales:

  • Pregunta a tu abogado acerca del impacto a tu condición migratoria si recibes una condena penal o te declaras culpable de los cargos.
  • No hables de tu estatus migratorio con nadie excepto su abogado.
  • Mientras te encuentres en la cárcel, es posible que te visite un agente de inmigración; no respondas a preguntas ni firmes nada antes de hablar con un abogado.
  • Lee cuidadosamente todos los documentos. Si no entiendes o no puedes leer los documentos, dile al oficial que necesitas un intérprete.

/cms/uploads/image/file/267060/PME102084.17_Anexo_1_Infograf_a_sobre_Detenci_n_migratoria_versi_n_WEB.jpg