La actividad de las y los telegrafistas se ha transformado con el paso del tiempo.

Su actividad data del año 1850, cuando se realizó la primera demostración del telégrafo electromagnético en México, promovida por Juan de la Granja. La primea línea telefónica oficial se desarrolló entre la Ciudad de México y Nopalucan, Puebla, y en 1851 se transmitió el primer telegrama con el mensaje “Paso correspondencia extraordinaria del Paquete Ingles”. Se informaba una noche antes que llegaría un paquete en la mañana al día siguiente, algo inusitado para la época.

El telégrafo fue fundamental en la Revolución Mexicana, principalmente en el norte del país, ya que se ha documentado que los revolucionarios se hacían acompañar de sus telegrafistas para comunicar los movimientos y avances de la contienda.

En el año de 1981, México comenzó a realizar operaciones satelitales para comunicaciones internacionales y emisiones televisivas. Cuatro años más tarde, adquirió algunos de los satélites más importantes, el Morelos I y el Morelos II, lo que dio paso a un sistema de comunicaciones con innovación tecnológica y la integración de diversas regiones.

En 1989 se creó TELECOMM con el fin de prestar servicios públicos telegráficos, servicios financieros básicos y servicios satelitales de manera integrada.

Actualmente, las más de seis mil personas que laboran en TELECOMM ofrecen servicios integrales de telecomunicaciones, telegráficos y servicios financieros básicos, como cobro de remesas internacionales, pago y cobranza por cuenta de terceros, pago de servicios, compra de tiempo aire y la entrega de apoyos económicos de los Programas Prioritarios del Gobierno de México. A través de sus más de 1,750 sucursales puede llegar a casi 100 millones de personas en 1,210 municipios del territorio nacional.

En este último año 2020, TELECOMM realizo un total de 432 millones de operaciones, intermediando un monto de 129 mil 320 millones de pesos.

El reto principal de TELECOMM es cerrar las brechas digital y financiera de nuestro país, mediante la inclusión y la ejecución de políticas públicas en diferentes materias (seguridad nacional, salud, economía y educación, entre otras). Para lograrlo, es necesario, no perder de vista que el mejoramiento y la ampliación de los servicios básicos que se ofrecen en las sucursales, así como la promoción y el aprovechamiento de la infraestructura nacional de TELECOMM son de vital importancia.

Por ello, los objetivos estratégicos de TELECOMM son los siguientes:

  1. Operar de manera eficiente el Sistema Satelital.
  2. Promover el uso de la red pública de fibra óptica.
  3. Mejorar y ampliar los servicios financieros básicos.

Nuestro objetivo principal es convertirnos en la mejor opción de servicios de telecomunicaciones para la inclusión digital, basados en soluciones, productos y servicios de vanguardia y calidad para la inclusión financiera.

Por condiciones de pandemia fue una ceremonia simbólica para reconocer el trabajo de las y los empleados de Telégrafos.