El 17 de junio de 1985, fue puesto en órbita el Morelos I, a través del trasbordador espacial “Discovery”, ubicado en Cabo Cañaveral, Florida. Lo cual significó un visible avance tecnológico y de innovación, pues con ello, México incursionó en el uso de satélites de comunicaciones. El peso del satélite fue de 645.5 kg y su vida útil, terminó a inicios de los 90.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, El Sistema Morelos tuvo un costo de 92 millones de dólares.

Este satélite fue precursor de la actual órbita mexicana, que ahora se encuentra en su tercera generación con el satélite Morelos 3, que forma parte del Sistema Satelital MEXSAT.