La Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones, publicada en el mes de junio de 2013, mandató a Telecomunicaciones de México (TELECOMM) recibir la concesión de la Red Troncal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a fin de extender su cobertura y robustez.

El 18 de enero de 2016 se recibió el título de concesión por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Este año se dará un paso hacia adelante en la búsqueda de dotar a nuestro país de servicios robustos en materia de telecomunicaciones a partir de la licitación que habrá de emitirse para la explotación de la red troncal que se conformará con un par de hilos de fibra oscura, que Telecomunicaciones de México recibió de la CFE.

Lo que está por licitar el Estado mexicano es la denominada fibra oscura, que no es otra cosa que una red de fibra óptica que la CFE instaló durante años al parejo de su tendido eléctrico. Hubo algún tiempo en que la CFE utilizó esta red pero ante las reformas a la Ley de Telecomunicaciones, se determinó que esta red fuera administrada por TELECOMM por el objeto del servicio que proporciona y que incluye la propagación de la conectividad del país.

TELECOMM no se desvinculará de esta red. Telecomunicaciones de México se convertirá en un carrier de carriers y de acuerdo a previsiones, para el éxito de este proyecto, debe haber una cantidad importante de interesados en participar para ofrecer servicios mayoristas, de tal manera que se genere una competencia que provocaría una nueva reducción de precios al consumidor final.

En cumplimiento a las disposiciones legales, TELECOMM ya presentó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) su propuesta para realizar la cesión de los contratos de servicios de telecomunicaciones que tenía CFE con empresas y organismos públicos.