El Gobierno de México da puntual seguimiento a las denuncias por malas prácticas médicas que habrían sufrido mujeres mexicanas durante su estancia en el centro de detención migratoria del condado de Irwin, en Georgia, bajo la responsabilidad de la oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del Consulado General de México en Atlanta, se encuentra en estrecha y permanente comunicación tanto con las mexicanas afectadas como con autoridades de ICE y del centro de detención. Derivado de las acciones emprendidas por nuestra representación consular y de las entrevistas que funcionarios mexicanos realizaron en el centro de detención el 23 de septiembre pasado, se identificó el caso de una mexicana que fue objeto de una intervención quirúrgica (no histerectomía) la cual, de acuerdo con los elementos compartidos por la afectada, no fue autorizada por la connacional, no recibió cuidados post-operatorios y no se le atendió de otro padecimiento no ginecológico del que sufría (hernia).

Ante la gravedad de lo referido por la connacional, el Consulado General solicitó la opinión de una especialista médica quien, tras la revisión exhaustiva del expediente, considera que existen irregularidades o anomalías en el procedimiento médico.

La citada representación consular también se encuentra verificando un caso adicional de una mujer mexicana que ya se encuentra en nuestro país y que también habría sido sometida a una intervención quirúrgica ginecológica sin su pleno consentimiento, sin haber recibido una explicación en español del diagnóstico médico ni de la naturaleza de los procedimientos médicos que le realizarían.

Cabe destacar que incluso durante la pandemia por COVID-19 que obligó la suspensión de las visitas a los centros de detención migratoria, el Consulado General de México en Atlanta permaneció en contacto con las mujeres mexicanas detenidas que accedieron a dialogar con los funcionarios consulares y se canalizaron oportunamente las denuncias a las autoridades de ICE y del centro en Irwin. La representación consular gestionó la reanudación de las visitas periódicas, lo cual fue autorizado por lo que las mismas se reanudarán en breve con el fin de verificar las condiciones de los centros de detención y apoyar a las personas mexicanas que requieran y soliciten la asistencia consular.

Por otra parte, el Consulado General de México en Atlanta está en contacto con el abogado que coordina una posible demanda colectiva y con las mujeres mexicanas que podrían ser incluidas en la misma, con el fin de explorar las vías legales que atiendan la violación de sus derechos humanos así como sus reclamos.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y el Consulado General de México en Atlanta continúan brindando atención a todas nuestras connacionales que consideren que hayan sido víctimas de alguna violación a sus derechos humanos, y ponen a su disposición los siguientes números en el exterior y en nuestro país:

  • Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior: (55) 3686 5880
  • Consulado General de México en Atlanta: (404) 625 1706

Para el Gobierno de México, la seguridad y el bienestar de las personas mexicanas en el exterior son de la más alta prioridad. En este sentido, y en el marco de la política exterior feminista impulsada por la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Gobierno de México reitera su compromiso por emplear todos los recursos diplomáticos y jurídicos a su alcance para cumplir con dicho propósito.