Cuando una superficie no presenta actividad agrícola pero la tuvo en un ciclo anterior se clasifica como superficie susceptible de ser cultivada. Su dinámica permite observar: las tierras que se encuentran en descanso, abandono y las que dejaron de ser agrícolas y están dedicadas a otra actividad.