Por lo que se refiere al esquema de Reparación Estructural de edificios, este crédito busca atender aquellas construcciones verticales que presenten daños estructurales, pero que son susceptibles de ser reparados. 

En este caso, los acreditados podrán acceder a un monto máximo de 20 millones por edificio y, al igual que el esquema anterior, la tasa es del 9 por ciento fija a un plazo de hasta 20 años y no se cobrará ni enganche ni comisiones por este financiamiento, únicamente se les solicitará, el dictamen correspondiente del estado estructural de la construcción, el cual también deberá ser emitido por la autoridad capitalina y estar inscrito en el censo de la CDMX en la categoría “Rojo”.