El esfuerzo coordinado por el Centro de Investigación y Documentación de la Casa A.C.(CIDOC) da cuenta de la importancia de la actividad de la construcción, pues como destacó nuestro Director General, el Licenciado Jesús Alberto Cano Vélez: representa entre el 6 y 7 por ciento del PIB;  participan más de 2 y medio millones de trabajadores en la industria –quienes además generan consumo interno- sin soslayar, por supuesto,  su efecto multiplicador en cuando menos 70 ramas de la economía nacional. 

De ese tamaño es la trascendencia del sector, y por eso, la banca de desarrollo es un instrumento de política pública que está enfocado y especializado en apoyar a estos sectores productivos de la economía mexicana, y en este caso, a Sociedad Hipotecaria Federal le corresponde la parte de la vivienda.

Al inició de la presente administración, recordó nuestro Director General, se establecieron cuatro ejes que darían paso a la Política Nacional de Vivienda, sin embargo, en estos años, estos se han adaptado a las  condiciones y retos que se han venido presentado, lo que nos hace concluir “ ninguna política pública está escrita en piedra”.

Sin embargo, hoy la vivienda en México vive un momento distinto al que atravesó a inicio de la presente administración, pues en aquellos momentos, lo urgente, lo importante era atender de inmediato la falla del mercado que se estaba presentando y ahí, como dijo el licenciado Cano Vélez, SHF tuvo un papel fundamental.

Explicó, que SHF entendió que su función en aquellos momentos era la de ser un banco que jugara el rol de complementario y suplementario para enfrentar la falla en el mercado que se manifestaba en el escaso otorgamiento de créditos a la construcción de vivienda, derivado de que las tres grandes desarrolladoras de viviendas entraron en concurso mercantil.

Ese era escenario a finales del 2012 e inicio del 2013, era alta la percepción de riesgo por parte de la banca comercial hacia los desarrolladores de vivienda, situación que afecto a los cerca de mil empresas aglutinadas en la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Candevi).

Esa era una falla de mercado, entonces SHF tomó su papel de suplementario de la banca comercial y en septiembre de 2013 otorgó el primer crédito sindicado que tenía como atractivo ser un financiamiento a 8 años 5 de revolvencia, eso marco la enorme diferencia, pues por las condiciones de vigencia y tasas de mercado, SHF inyecto al sector de  la vivienda certeza y certidumbre.

Hoy atendemos a una gran cantidad de empresas, grandes, medianas y pequeñas, eso nos ha colocado como el #1 en otorgamiento de crédito puente a la construcción, pues de la cartera total del sistema bancario mexicano; SHF tiene el 25% de participación  gracias a que atendimos de manera personalizada en la presente administración a más de 500 desarrolladores y alrededor de 900 proyectos.

Eso es darle la vuelta al banco, gracias a que entendimos claramente lo que es la banca de fomento,  el entender cuándo ser complementarios y cuándo ser suplementario.

Se  dice fácil, pero todo ello es gracias al equipo especializado que se ha conformado en SHF; hoy somos muy rápidos gracias a la atención personalizada que nos permite que en un promedio de 2 meses, un desarrollador de vivienda  tenga su línea de crédito.

El resultado es: a 6 años de distancia 1 de cada 4 viviendas nuevas en el país las financia Sociedad Hipotecaria Federal.