• El Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBank) se alinea con la Estrategia de Movilización de Financiamiento Sostenible de México al incorporar a sus procesos de evaluación, aprobación y monitoreo de proyectos los principios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG)
  • Con la aprobación de la política ASG, el NADBank será uno de los primeros bancos en adoptar la Taxonomía Sostenible de México

El NADBank, una entidad formada bajo el paraguas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ahora conocido como Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), ha sido un catalizador para el diálogo bilateral y multisectorial entre México y Estados Unidos desde su creación. Este diálogo ha desempeñado un papel crucial en el fomento de la integración regional y el crecimiento económico, con el cuidado medioambiental como pilar fundamental en todas sus actividades.

En la reciente reunión del Consejo Directivo 2023 del NADBank, en la Ciudad de México, encabezada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México, a través del subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, se aprobaron tres cambios estratégicos en la política del banco para alinear aún más los intereses de ambos países:

  1. Política de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza: El NADBank incorporará principios ASG en la evaluación, aprobación y seguimiento de proyectos, reforzando su compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental.
  2. Enfoque de género: En línea con su compromiso con la equidad de género, el NADBank promoverá la inclusión e igualdad de oportunidades para las mujeres en la esfera económica y social, fomentando su participación activa en el desarrollo regional.
  3. Expansión del Programa de Asistencia para la Conservación Ambiental (PAC): El Banco de Desarrollo de América del Norte planea fortalecer y expandir su programa de apoyo a proyectos de conservación ambiental para poblaciones vulnerables, posibilitando la cofinanciación y contribuciones en especie para amplificar su impacto.

Estas propuestas se alinean con la Estrategia de Movilización de Financiamiento Sostenible que México está implementando, con el objetivo de dirigir los recursos económicos hacia proyectos que aborden el cambio climático y las desigualdades sociales.

En la reunión, se presentó la Taxonomía Sostenible de México, que servirá como una guía para que el NADBank pueda evaluar de manera eficiente el impacto de sus proyectos. Esto refuerza su papel crucial como promotor del desarrollo sostenible. Además, con la aprobación de la política de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza (ASG), el NADBank se posiciona como uno de los pioneros en adoptar la Taxonomía Sostenible de México.

La reunión contó con la participación de los departamentos de medio ambiente y relaciones exteriores de ambos países, lo que facilita el diálogo bilateral y promueve la financiación de proyectos centrados en la preservación, protección y mejora del medio ambiente regional, con el objetivo de mejorar el bienestar de la población.

El NADBank ha sido una herramienta valiosa para abordar desafíos críticos, como la gestión del agua en los estados fronterizos, beneficiando a las comunidades que se encuentran hasta 300 km al sur de la frontera de seis estados mexicanos: Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Sonora y Baja California, y hasta 100 km al norte de la frontera en cuatro estados de los Estados Unidos: Texas, Nuevo México, Arizona y California.

Recientemente, el NADBank, con el respaldo de la SHCP, puso en marcha la iniciativa del Marco de Financiamientos Sostenibles para Infraestructura Hidráulica. Esta iniciativa tiene como objetivo identificar proyectos de sostenibilidad y canalizar los recursos necesarios para garantizar el acceso a servicios de agua, beneficiando así a la población de Baja California.

Estas nuevas medidas refuerzan el papel esencial del Banco de Desarrollo de América del Norte en la promoción del desarrollo sostenible y equitativo en la región fronteriza entre México y Estados Unidos. Estas políticas aseguran que el banco continúe enfrentando desafíos fundamentales, como la gestión del agua, contribuyendo al bienestar de las comunidades y promoviendo un futuro más sostenible.