Al interior de las instituciones de la Administración Pública Federal existe una gran cantidad de conocimiento y experiencias que, al ser ordenados y compartidos, pueden ser utilizados de manera productiva, pues permiten aprender de aquello que previamente ha funcionado.

Le invitamos a revisarlas y, en su caso, adoptarlas o adaptarlas, a fin de optimizar y modernizar la operación institucional. Alguna podría convertirse en herramienta estratégica para perfeccionar procesos o para lograr mejores resultados.