Por: Pablo Villarreal y Hugo Rivera

  • La Guía de Datos Abiertos Anticorrupción es un esfuerzo internacional que promueve el uso de los datos abiertos para lograr una lucha más efectiva contra la corrupción.

  • México fue el primer país en implementarla.

  • Los datos de la Guía son uno de los principales insumos en la construcción de la Plataforma Digital Nacional.

La tecnología está transformando la manera en que entendemos la democracia porque genera una mayor exigencia de los ciudadanos a los gobiernos de dar más y mejores resultados.

Al centro de esta transformación están los datos abiertos. Estos son información a la que cualquiera puede acceder, usar y compartir. Los datos abiertos deben estar disponibles con las características técnicas y legales necesarias para que sean utilizados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

En 2015, un grupo de gobiernos y expertos en datos publicaron la Carta Internacional de Datos Abiertos. En ésta, algunos gobiernos adoptaron los principios de los datos abiertos para fomentar el mejor uso y la explotación de la información. Los países que adoptaron la Carta buscaron lograr un mayor impacto con el uso de los datos, por lo que publicaron, en mayo de 2017, la primera versión de la Guía de Apertura Anticorrupción.

Esta guía tiene el objetivo de:

  • Identificar las bases de datos más útiles para combatir la corrupción;

  • Promover su estandarización para hacerlos interoperables;

  • Detectar cómo su uso promueve la prevención, detección, investigación y sanción de actividades relacionadas con la corrupción.

En 2017, México fue el primer país que decidió implementó la Guía como parte de su Política de Datos Abiertos. Como resultado de la implementación de la Guía, el gobierno logró:

  • Identificar 72 bases de datos estratégicas, y

  • Publicar 47 bases de datos que incluyen más de 13 millones de registros y más de 350 millones de datos individuales.

La identificación y publicación de estas bases de datos ya tienen un impacto, por ejemplo:

  • El Gobierno de México utiliza los datos de contrataciones para la plataforma de Contrataciones Abiertas;

  • Data Cívica usó datos abiertos para publicar 1 millón 560 mil declaraciones patrimoniales y de intereses de servidores públicos.

La Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SESNA) utiliza las bases de datos de la Guía para el desarrollo de la Plataforma Digital Nacional (PDN). La PDN impulsará la estandarización e interoperabilidad de los datos para convertirse en una herramienta de inteligencia anticorrupción compuesta, inicialmente, por los seis sistemas contemplados en la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción (LGSNA). Además, la PDN es construida con un enfoque multidisciplinario, colaborativo y multisectorial. Asimismo, su diseño seguirá una orientación modular, escalable y flexible, centrado en el usuario.

Te invitamos a consultar y utilizar estos datos aquí.