El trips oriental (Thrips palmi Karny) es un insecto difícil de apreciar a simple vista ya que su tamaño es de 1.1 y 1.5 mm, de color amarillo; afecta a más de 50 especies vegetales y es transmisor del virus de la marchitez manchada de tomate, tiene la capacidad de tener varias generaciones al año y requiere de 14 a 17 días para desarrollarse.

Por poseer un tamaño muy pequeño, esta plaga se dispersa a grandes distancias por factores climatológicos como son el viento y huracanes, además de que el incremento de los insectos depende de altas temperaturas y lluvias escasas.

Thrips palmi, causa daños en los cultivos de hortalizas, afecta a hojas, flores y frutos, cuando las poblaciones de insectos son altas, los síntomas típicos de la plaga son plantas con apariencia bronceada o plateada y frutos con cicatrices y deformidades.

El Trips oriental es originario de la región de Sumatra, Indonesia, donde fue registrado por primera vez en 1925, en México se confirmó su presencia en marzo de 2004, en el municipio de Campeche, Campeche, en un cultivo de sandía y posteriormente se extendió en localidades de Yucatán y Quintana Roo.

Actualmente el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), opera la Campaña contra Trips Oriental en los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, donde se realizan acciones fitosanitarios para el combate de la plaga.