Las moscas exóticas de la fruta, son insectos que dañan gran cantidad de frutos y hortalizas y no se encuentran presentes en México, tales como la mosca del Mediterráneo, mosca oriental, mosca invasora africana, mosca del melón y mosca del Caribe, entre otras.

Estas plagas se dispersan con facilidad por medio del viento, a través del comercio por el traslado de frutos portadores de estos insectos y movilización turística; por lo que es importante mantener al país libre de éstas, ya que su ingreso provocaría grandes pérdidas económicas.

Actualmente, el SENASICA mantiene una vigilancia constante para evitar posibles entradas de moscas exóticas de la fruta en el territorio nacional, mediante la instalación de una red de trampeo; para la detección oportuna y en su caso la eliminación, reduciendo los riesgos de establecimiento y dispersión en el país.

Con esta acción se protege a nivel nacional, aproximadamente 1.8 millones de hectáreas de las principales especies de frutales y hortalizas hospedantes de estas plagas y que equivalen a 19 millones de toneladas de productos.