A fin de apoyar y agilizar la inspección de equipajes y mercancías de los pasajeros que transitan por los puertos, aeropuertos, fronteras y puntos de movilización nacional, el SENASICA, a través de la Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria, (DGIF), implementó el Programa de la Unidad Canina.

El objetivo de la Escuela Canina del SENASICA es formar unidades caninas de alto nivel en detección olfatoria, que permitan apoyar y agilizar el proceso de inspección fitozoosanitaria en los puntos en donde se movilizan productos agropecuarios regulados por la SAGARPA, evitando el riesgo de la introducción y dispersión de plagas y enfermedades exóticas que puedan amenazar el estatus sanitario agropecuario del país.

Previo al inicio de operación de la Escuela Canina, la DGIF contaba con17 Unidades Caninas, no obstante, hasta diciembre del 2017, se han conformado veinte generaciones. Encontrándose en operación 119 Unidades Caninas conformadas por 111 caninos y 119 manejadores.

La generación 20 es la primera generación en la que se capacitó personal internacional en la Escuela Canina, en la cual se formaron 4 Unidades Caninas para el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) de Panamá.

De los 111 caninos de la DGIF que se encuentran operando, 5 fueron adquiridos por medio de la compra, 41 se adquirieron por donación de particulares, 60 fueron recuperados de albergues caninos y 5 de antirrábicos.

En los últimos dos años, las Unidades Caninas del SENASICA han detectado productos con más de 400 plagas entre las que destacan por su importancia cuarentenaria para nuestro país: el gorgojo khapra (Trogoderma granarium) que afecta los granos, la mosca mexicana de la fruta (Anatrepha ludens), mosca del mediterraneo (Ceratitis capitata) y mosca del caribe (Anastrepha suspensa) que afectan las frutas.

A diciembre del 2017, se ha dado la baja administrativa de 15 caninos, esto es a través de una licitación por invitación en la que cualquier persona puede adquirirlos comprometiéndose a dar una buena calidad de vida en agradecimiento a su contribución en la protección del patrimonio agropecuario nacional.

Los beneficios de la utilización de Unidades Caninas en el sistema de inspección son:

  • Efectividad en la detección e intercepción de productos que ponen en riesgo la sanidad agropecuaria de México.
  • Eliminación de discrecionalidad en la detección de productos.
  • Revisión del equipaje con mayor rapidez.
  • Disminución de conflictos y desconfianza en los pasajeros, sistema más amigable con el usuario.
  • Promoción de la Cultura Sanitaria  Agroalimentaria.

El SENASICA, a través de la Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria, continúa trabajando para proteger nuestro patrimonio agropecuario nacional y la seguridad de nuestros alimentos.