El Panel propone una agenda en los siguientes tres niveles:

 Una base sólida para la acción: Entender la importancia del agua con la que contamos. Se debe invertir en datos; valorar el agua en sus dimensiones sociales, culturales, económicas y medioambientales; así como, fortalecer los mecanismos de gobernanza para su debida gestión.

 Integración de una agenda a nivel local, nacional y regional: Debido a que el agua fluye a través de límites políticos y sectoriales. Se debe integrar un enfoque que incluya el acceso universal al agua potable segura y asequible, construcción de sociedades y economías resilientes, realizar inversiones adecuadas en infraestructura y la edificación de ciudades y asentamientos humanos sustentables.

 Catalizar el cambio creando alianzas y cooperación internacional a nivel mundial: Se debe fomentar la innovación y promoción de asociaciones, incrementar el financiamiento, acrecentar el apoyo institucional, reforzar la cooperación del agua y aprovechar la oportunidad que trae consigo el tomar acción durante la década del agua (2018 – 2028).