Con base en los compromisos en materia ambiental del presidente Andrés Manuel López Obrador de proteger la diversidad biológica y cultural y la salud de las y los mexicanos, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales continúa con acciones para dejar de utilizar el glifosato y que la ciudadanía conozca su impacto nocivo.

El glifosato es un herbicida utilizado en la agricultura, silvicultura y jardinería que, de acuerdo con estudios científicos, puede causar efectos nocivos en la salud humana y en el ambiente. Está clasificado por la Organización Mundial de la Salud como “probablemente cancerígeno para los humanos” y la empresa que lo produce ha perdido múltiples juicios en Estados Unidos por demandas de jardineros y agricultores que han desarrollado cáncer.

Desde el sector ambiental se han emprendido diversas acciones para detener su uso. En noviembre de 2019, la Semarnat negó la importación de mil toneladas de glifosato bajo el principio precautorio para la prevención de riesgos en materia ambiental.

El 31 de diciembre de 2020 se publicó el decreto presidencial para la sustitución gradual de este herbicida en la Administración Pública Federal hasta la eliminación de su importación en 2024. Para clarificar conceptos y establecer mayores restricciones para su importación, el 13 de febrero de 2023 se publicó el decreto presidencial que sustituyó al de 2020, en el que además se establece como periodo de transición para el desarrollo y escalamiento de las acciones hasta el 31 de marzo de 2024.

La Semarnat, a lo largo de 2021 y 2022 impulsó una campaña de difusión en cascada desarrollada por el Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu) en la que se capacitó a organismos del sector, como es la Conafor y la Conanp, para llevar a los territorios la información sobre el glifosato y los efectos de su uso y de los organismos genéticamente modificados en la salud, el ambiente y la biodiversidad hablando sobre los riesgos y sobre las alternativas.

En este trabajo se incluyó a técnicos de la Procuraduría Agraria y el Programa Producción para el Bienestar de Sader. De esta manera se han realizado talleres para que los productores y productoras y la ciudadanía en general cuenten con las herramientas y el conocimiento necesario en beneficio de su salud y el medio ambiente. Paralelamente, impulsa el uso de la agroecología en concordancia con los principios de respeto y conservación del patrimonio biocultural del país, con el fin de proteger la vida de las y los mexicanos.

Esas alternativas se han construido en coordinación con el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt), que ha desarrollado distintas alternativas como bioherbicidas y prácticas agroecológicas, aplicables a cualquier escala de producción y para diversos cultivos que se han aplicado en los programas de Producción para el Bienestar y Sembrando Vida, que han mostrado avances significativos en la transición agroecológica.

Asimismo, como lo señala el decreto, se han establecido cuotas de importación de glifosato de acuerdo con las recomendaciones de Conahcyt. Se redujeron en 50% anual las cantidades máximas permitidas de importación de esta sustancia, con lo que pasaron de 55 mil toneladas en 2018 a 1,215 en 2023 para glifosato formulado y de 27 mil a 98.7 toneladas de glifosato técnico en el mismo periodo.

De esta manera, el Gobierno de México reitera su compromiso de trabajar en la conservación del patrimonio biocultural del país a través del impulso de un sistema agroalimentario con modelos de producción más sanos y respetuosos con el medio ambiente para proteger la vida de las y los mexicanos.

Si quieres conocer más, te compartimos los siguientes links:

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5609365&fecha=31/12/2020#gsc.tab=0

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5679405&fecha=13/02/2023#gsc.tab=0

https://www.gob.mx/cofepris/articulos/cofepris-da-a-conocer-las-nuevas-cotas-de-importacion-de-glifosato