En México, el 8 de diciembre se celebra el Día Nacional de la Flor de Nochebuena, para conmemorar su origen nacional y su importancia cultural. La Nochebuena florece de manera natural en invierno, en el hemisferio norte, por lo cual se ha vuelto un símbolo de las festividades navideñas a nivel global.

Algunos datos relevantes sobre esta emblemática flor son los siguientes:

·         México es uno de los principales productores  a nivel mundial. Los principales estados productores son: Morelos, Michoacán, Ciudad de México, Puebla, Jalisco y Oaxaca. según cifras de Sader

·         Es en realidad un pequeño árbol tropical (Euphorbia pulcherrima), florece en diciembre y tiene una alta aceptación a nivel internacional como planta navideña, a pesar de su corto tiempo de floración.

·         La principal atracción de la nochebuena no son sus flores, sino sus hojas. Las flores de la planta son los brotes amarillos agrupados en el centro.

·    El rojo es el color más popular, seguido por blanco y rosa. También hay variedades moteadas o marmoleadas con varios colores mezclados.

·         Esta flor fue llamada "Cuetlaxóchitl" por los aztecas y la usaban no solo como elemento decorativo por su belleza, sino también como remedio medicinal y en la elaboración de tinte rojo.

·         La Nochebuena es conocida en algunos lugares como Ponsettia, en honor al Dr. Joel Roberts Poinsett, primer embajador de Estados Unidos en México, quien descubrió la planta en Taxco en 1828. Su introducción en Estados Unidos marcó el inicio de su distribución global y comercialización.

La nochebuena, con sus vibrantes colores y su historia arraigada en la cultura azteca, nos conecta con nuestras raíces y nos invita a adquirirla en esta temporada. No solo embellece nuestros hogares, sino que también representa la riqueza cultural de México. 

En las siguientes ligas puedes conocer más sobre la producción y cuidados de esta icónica flor: