Cada año, México conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica para reafirmar su compromiso con la conservación de la biodiversidad. Esta fecha, designada por la Organización de las Naciones Unidas el 22 de mayo del 2000,  fue promovida para concientizar e informar sobre la importancia de la preservación de la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes. 

El 19 de diciembre de 2023, se lanzó "El Plan de Biodiversidad" para apoyar los objetivos y metas del Marco Mundial para la Diversidad Biológica de Kunming-Montreal, el cual busca establecer medidas específicas a favor de la conservación de la naturaleza. 

El lema del Día Internacional de la Diversidad Biológica para este 2024 es "Sé parte del plan", cuyo objetivo es incitar a gobiernos, comunidades, organizaciones, pueblos y otros sectores a “la acción” para detener y revertir la pérdida de biodiversidad.

Cabe destacar que México se ha consolidado como uno de los cinco países más megadiversos del planeta al albergar una vasta variedad de especies endémicas, junto a otras 202 naciones. 

México concentra alrededor del 70% de la diversidad de flora y fauna a nivel mundial. La riqueza de su biodiversidad se atribuye a su compleja orografía, con una superficie de 1,972,550 km², y su diversidad de ambientes, suelos y climas, además de los mares y océanos que lo rodean. Esta abundancia de vida es esencial para la cultura y tradiciones de los pueblos originarios. 

Entre los ricos ecosistemas del país se han registrado 24,547 plantas vasculares, 594 mamíferos, 1,136 aves, 1,000 reptiles y 411 anfibios. Algunas especies notables, clasificadas como en riesgo conforme a la NOM-059-2010 de la Semarnat, incluyen la biznaga barril de acitrón, el ajolote serrano y el teporingo. Este estatus de megadiversidad no solo refleja la riqueza natural del país, sino también los desafíos que se enfrentan en materia de conservación.