Las Fuerzas Navales en materia de adiestramiento, juegan un papel fundamental para el desarrollo operativo del personal naval que conforma la tripulación de las unidades de superficie, siendo en los Mandos Superiores en Jefe donde recae la responsabilidad de ser la primera línea de defensa en ambos litorales del país, ante cualquier intento de amenaza por transgredir la Soberanía Nacional y en tiempo de paz, mantener adiestrado al personal de las tripulaciones de los buques de la Armada de México.

Es por ello que, el Alto Mando ordenó que las Fuerzas Navales dirijan y controlen el proceso de adiestramiento de las unidades de superficie, el cual se divide en dos fases, la primera, se desarrolla a bordo de las Unidades de superficie y consta de la elaboración de un “Libro Maestro” por buques de la misma clase, y tiene como objetivo establecer la “Unidad de Doctrina”; la segunda, se implementa en las sedes de las Fuerzas Navales e incluye 7 módulos, los cuales se imparten a bordo de las mismas Unidades a través de escenarios prácticos, bajo el método “Tarea-Objetivo”, y la técnica “Aprender a Hacer Haciendo”, mismos que a continuación se enlistan:

  • Control de Averías y Contra Incendio.
  • Operadores de Comunicaciones.
  • Soporte Vital Táctico para Unidades de Superficie.
  • Supervivencia en la Mar.
  • Inspección a Buques en la Mar.
  • Táctica Naval.
  • Sistema de Armas.

En la segunda fase, se contempla el planeamiento y ejecución de “Operación de Adiestramiento” que proporciona a las dotaciones de los Buques las competencias y habilidades para operar dentro de una Organización de Tarea. Adiestramiento Superior, que permite a las Unidades De Superficie de la Armada de México fortalecer la Unidad de Doctrina e incrementar su capacidad de Respuesta Operativa.

Es de mencionar que los valores navales y el compañerismo, así como, la sinergia por parte de los integrantes del Consejo de Evaluación Permanente de las Fuerzas Navales, de los instructores y del grupo de Capitanes y Oficiales asesores, son elementos básicos para el cumplimiento del objetivo planteado por esta Segunda Fase de Adiestramiento:

Incrementar el adiestramiento de las unidades de superficie de la Armada de México para fortalecer la unidad de doctrina e incrementar su capacidad de respuesta operativa dentro de una organización de tarea

Esta fase tiene el objeto  de fortalecer los procedimientos de cada Unidad, así como de subsanar las debilidades observadas durante el desarrollo de los mismos, de igual forma, el personal recibió adiestramiento a través de la impartición de siete módulos encaminados a proporcionar las competencias y homologar los diferentes procesos derivados de las tareas y actividades que se efectúan a bordo, de acuerdo a la misión encomendada por el tipo y la clase de buque.

Ver galería