Uno de los ejes más importantes de la CNB se centró en dar respuesta a las preguntas: quiénes son, cuántos son y dónde están las personas desaparecidas. Para ello se requiere del trabajo conjunto y coordinado entre todas las autoridades involucradas, la sociedad civil, y al centro de la estrategia, a los familiares de personas desaparecidas.

Para conocer mejor la situación de personas desaparecidas en el país, se llevó a cabo una revisión del Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED). Los hallazgos de la CNB son coincidentes con los que han sido documentados por otros organismos y arrojan las siguientes conclusiones:

  • No constituye una herramienta que nos permita conocer dónde nos encontramos en el tema de personas desaparecidas,
  • No responde a las preguntas de quiénes son las personas desaparecidas y cuáles fueron las circunstancias de su desaparición;
  • No es un Registro exhaustivo, ya que no incluye casos de personas desaparecidas que iniciaron como secuestro, trata, ni casos que no habían sido denunciados;
  • Excluye algunos casos previamente reportados y con expediente; e
  • Incluye pocos datos sobre la desaparición de migrantes y sobre los casos de desaparición forzada.

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, contemplado en la Ley General en la materia, es una herramienta que sirve para dar respuesta a las preguntas iniciales y permite hacer análisis de contexto.

De la depuración de los registros recolectados de diversas fuentes, el Registro, que aún se encuentra en construcción, arroja que las personas de las que se tiene registro como desaparecidas hasta la fecha, asciende a 40,180.

El Registro contiene, en la mayoría de los casos, la identidad digital de la persona desaparecida que incluye nombre completo de la víctima, fecha de nacimiento, fotografía y huella dactilar. Lo que permite realizar búsquedas no solamente por nombre.

Con el objeto de evitar casos de duplicidad y garantizar la calidad de los datos desde su ingreso al Sistema, la CNB proporcionó usuarios de acceso al “Módulo de Registro del Sistema Único de Información Tecnológica e Informática” a las fiscalías y comisiones locales de búsqueda.

Dicho Sistema fue desarrollado de la mano de autoridades de diversos Estados, donde destaca la participación del Estado de Sonora. Así también, para la construcción del Registro y análisis de los datos se contó con la colaboración de organizaciones de la sociedad civil como Data Cívica y el Observatorio Nacional Ciudadano, así como por parte de la academia en el caso de FLACSO.

Asimismo, para mejorar el entendimiento de la problemática, el día de hoy la CNB hace pública la información histórica recolectada por la Procuraduría General de la República en materia de desaparición de personas.

Los datos se encuentran en el sitio Web: suiti.segob.gob.mx/datos_historicos. En dicho sitio, por medio de mapas y otras herramientas visuales, se ponen a disposición las cifras de personas desaparecidas y localizadas en diferentes periodos. Así también, es posible realizar la descarga de la base de datos completa.

Según datos de Plataforma México, a la fecha se cuenta con el registro por huella dactilar de 36 mil 708 personas fallecidas sin identificar en el país.

Por medio del Grupo de Trabajo de Identificación Humana, la CNB logró dar identidad a más de 400 personas que se encontraban en calidad de desconocidas; algunas con más de 10 años sin identificar. De los más de 400 casos, 20 cuentan con reporte de desaparición.

De dicho proceso de identificación existen alrededor de 1,500 casos con rezago en las entidades federativas que no han dado respuesta sobre el estatus de los cuerpos, lo que pudiera representar, en el peor de los casos, que se desconozca el paradero de los mismos.

Por otro lado, la CNB consolidó una base de datos de información genética de más de 50 mil perfiles pertenecientes a familiares de personas desaparecidas, restos óseos, e indicios de todo el país. Con dicha base se realizaron confrontas  masivas que exhibieron resultados con un alto potencial de identificación positiva. El número de resultados que reúnen los criterios para ser catalogados como posibles positivos asciende a alrededor de 1,200.

La información anterior deberá pasar por diversos procesos de verificación, sin embargo, constituye un avance importante para la consolidación del Banco Nacional de Datos Forenses.

Para la búsqueda en vida, la CNB proporcionó equipos a las fiscalías y comisiones de búsqueda estatales, para generar un banco nacional de datos biométricos que incluya fotografías, huellas dactilares y otros datos de identidad, de personas en situación de calle, albergues, y otros. El objeto de dicha recolección es la confronta de la información, con la identidad digital de las personas desaparecidas, para confirmar o descartar coincidencias.

Los datos concretos y el detalle de todas las acciones que se llevaron a cabo dentro de la Comisión Nacional de Búsqueda, se podrán encontrar en el “Informe de Actividades 2018” que será publicado en próximos días.

Boletín  006/2019