El concurso se realizó con el objetivo de identificar las mejores prácticas e intervenciones policiales que se realizan en el país en materia de seguridad pública, en el cual participaron los trabajadores y prestadores de servicios de las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno.

Esta iniciativa estuvo organizada por la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad, a través de la Unidad de Planeación, Prospectiva y Seguridad Privada, en colaboración con la Oficina de Enlace y Partenariado de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), así como el centro de análisis México Evalúa.