Muy buenas tardes a todas las señoras y señores senadores.
 
Buenas tardes. Hace un momento saludé a la senadora Ana Lilia Herrera Alzaldo, presidente de la Junta de Coordinación Política.

Saludo con mucho gusto a la senadora Iris Vianey Mendoza, presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Senado de la República, a todas las señoras y señores legisladores, les agradezco mucho estar aquí.

A mis compañeros de trabajo de la Secretaría de Desarrollo Social, subsecretarios, directores, compañeros, que me acompañan en este día a día y en este quehacer diario en una de las secretarías más hermosas que tiene el Gobierno de la República, que es la Secretaría de Desarrollo Social.
 
Y en una labor que también significa no solamente ayudar todos los días, sino también significa ver cómo tu país mejora y cómo cambia el rostro de la pobreza día a día.
 
Y de eso tendremos oportunidad de platicar en esta tarde que ustedes me permitan hacerlo, que ustedes me permitan intercambiar reflexiones, ideas, en un diálogo respetuoso, serio y, sobre todo, constructivo.
 
Quiero decirles que, evidentemente, el combate a la pobreza es una prioridad del Presidente de la República Enrique Peña Nieto y esto (inaudible) con el respaldo del Poder Legislativo, de ambas Cámaras de Diputados, de donde han salido iniciativas muy importantes que han podido generar el crecimiento económico en el país, el crecimiento en lo laboral, la mejora en temas educativos y que eso constituye y que nos da como resultado que hoy podamos entregar cuentas después del 30 de agosto, en que se dan los resultados de Coneval, de cómo hemos trabajado en equipo conjuntamente con diputados, con presidentes municipales, con gobiernos locales, con 27 entidades del Gobierno de la República y que hemos logrado que haya disminuido la pobreza.

Si bien las carencias siguen, porque no podemos ser triunfalistas y de ninguna manera podemos echar campanas al vuelo en un tema tan delicado como es la pobreza, sobre todo la pobreza alimentaria, la pobreza aquella en donde no llevas un alimento a casa o pasas por las noches sin poder ni siquiera tener un alimento para poder dormir, eso es lo más grave y que no podemos permitirlo en nuestro país.

Por eso, en esta administración y en estos años, con las mediciones que hace Inegi y que hace Coneval técnicamente, que son mediciones que tienen derivadas de la Ley de Desarrollo Social, con reactivos muy importantes que hacen Inegi y Coneval y que después a través de métodos (inaudible) se señalan cuáles son los problemas de la pobreza podemos decirle que 2.2 millones de personas dejaron atrás la pobreza extrema.

La pobreza alimentaria se redujo en 1.9 millones, 4.5 millones de mexicanos ya no son pobres y tampoco son vulnerables. Si nos remitimos a estas dos últimas mediciones, la pobreza por primera vez redujo al mismo tiempo la pobreza moderada y la pobreza extrema.

En tan sólo estos dos años 1.9 millones salieron de esa pobreza extrema, de esta pobreza alimentaria.
 
Con respecto a la reducción de carencias destacan 2.7 millones de personas que más tienen acceso a servicios de salud y 1.8 a servicios básicos de la vivienda.

En suma, son muchos mexicanos los que han mejorado su condición. Hoy 5.3 millones de mexicanos en este periodo desde 2012, que arrancó la administración, ha llegado a nuestro país, ha nacido en nuestro país, ha crecido nuestro país.

Sin embargo, no significa que la población haya crecido en ese mismo porcentaje de pobreza. Evidente la política social demanda conocer de cerca el rostro de con quiénes tratamos, a quién van dirigidos nuestros programas, de qué se trata cada uno de ellos.
 
Por eso, la tarea en equipo es fundamental. Escuchar a la gente, tener los programas, supervisar los programas para ver cómo están es fundamental en esa tarea de gobierno.
 
La coordinación es clave entre todos los niveles de gobierno. Solamente así se construye un gobierno más incluyente. Se busca fortalecer las dependencias federales y los tres órdenes de gobierno, la iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil, la academia y organismos internacionales.
 
Estoy convencido entonces que la política social se hace en estados y municipios y es fundamental ir juntos sobre metas claras en los tres órdenes de gobierno.
 
Por eso surge, esto es para nosotros fundamental, la Estrategia Nacional de Inclusión. Es decir, las políticas derivadas de todas las instituciones del gobierno federal que tienen relación, en síntesis, con la disminución de la pobreza y que tienen que ser alineadas con las políticas públicas de los estados y de los municipios, sin importar a qué partido pertenezcan ni cuál sea su origen democrático.
 
¿Por qué? Porque todos vamos en la misma lucha, la disminución de la pobreza, y esa no se logra solamente con una política aislada, sino se logra con políticas públicas en conjunto ¿y a qué me refiero con esto?
 
No podemos ser diametralmente opuestos y distintos en una entidad o en otra, no podemos ser diametralmente distintos en una entidad u otra cuando las políticas públicas, pero sobre todo, la forma de medición es la misma para Oaxaca o es la misma para Michoacán y no importa quién gobierne, si gobierna el PRD o gobierna el PRI o gobierna el PAN o gobierna el partido que ustedes quieran.
 
La medición es exactamente la misma, no es variable, no cambia, ni en el estado de Durango ni en el estado de Baja California ni en Tamaulipas. Es la misma política social y la misma política social que deben seguir alcaldes y que deben seguir gobernadores.
 
La forma en que lo hagan y el sello distintivo que le den a sus políticas sociales es distinto. Pero la medición que van a tener de Inegi y de Coneval es solamente una.

Por eso se creó un documento rector aprobado este año que es por el gabinete especializado México Incluyente, en donde se especifican a qué se refieren cuando tenemos que disminuir los temas de salud, educación, vivienda, a qué se refiere cuando tenemos que hablar de ingreso o a qué se refiere cuando tenemos que hablar de seguridad social o salud, etcétera.
 
Es decir, estos métodos de medición tenemos no solamente que hacerlos en un documento rector y tenerlos listos. O sea, está como iniciativa enviada al Congreso, está una iniciativa enviada por el Presidente de la República, tiene que ser una ley que se genere y que sea una política que esté plasmada en el documento de la Ley General de Desarrollo Social para que tenga efectividad y para que verdaderamente dé resultados.
 
¿Por qué? Porque tenemos que medir a los gobernantes no por el número de recursos que reciben, sino por las obras y la disminución en las carencias que tienen al terminar su trienio, al terminar su mandato como gobernadores o al terminar su mandato como Presidente de la República. Esa es la verdadera medición que tenemos que buscar.
 
Mientras dejemos pasar mediciones y simular que disminuimos la pobreza entonces no estaremos avanzando como país y no estaremos avanzando como país porque estaremos repitiendo los mismos errores del pasado.
 
Hay que ayudar a la gente a salir, pero no hay que quedarnos plenamente en el populismo de que todo simplemente es dar a una población.
 
Hay que ayudarle a la gente a salir adelante, pero luego hay que encaminarlas a proyectos productivos, a mejorar una economía social. Hay estados que, evidentemente, necesitan más que otros, como hijos que requieren ayuda más que otros porque son más débiles, porque son más pequeños o porque no tienen las características de otros.

Al final de cuentas, en una familia todos pertenecemos a la misma. Hay que sacar a todos adelante.
 
Hace unos días tuvimos verdaderos casos drásticos y severos de afectaciones de la naturaleza. Aquí no me dejará mentir el senador del estado de Guerrero, el primero, el dos de septiembre empezamos con la tormenta tropical Lidia.
 
Luego, poco después, tuvimos el 7 de septiembre en Oaxaca, en el estado de Chiapas, el terremoto de 8.2 grados.

Tuvimos el 19 de septiembre el terremoto de la Ciudad de México, lo que afectó al estado De Puebla, el estado de Morelos, al estado de Guerrero, también, al Estado de México, en menor medida, pero también afectó a otras entidades del país.
 
A eso se han, imaginémonos las réplicas continuas y que debilitan las construcciones que estaban ya más dañadas. Eso, evidentemente, desequilibra cualquier presupuesto.

Tuvimos luego a Max, otra vez, en Guerrero. Entonces, evidentemente, para la pregunta que usted me refiere, diputada, y que hacía al inicio alusión en su intervención inicial, decía que tenemos que generar recursos, sí, y que estamos solicitando recursos, sí, y que ya se aprobaron los recursos, sí, que no son equivalentes a lo que nosotros quisiéramos como desarrollo social, sí, pero que tenemos que adaptarnos a esto, tenemos que adaptarnos porque no tenemos otra.

Tenemos, aquí está la directora general de Prospera, la coordinadora nacional de Prospera, Paula Hernández, y Paula tiene un programa que se llama Prospera, que es evidentemente irreductibles sus gastos que tiene durante el año.
 
¿Por qué? Porque son personas que aunque pueden entrar y salir del programa porque es evidente dinámico, tiene que tener un techo presupuestal irreductible y también la gente de adulto mayor y la gente de Liconsa y Diconsa, que tienen muy buenos números que entregar y que están plasmados en el Informe del Presidente de la República, que por primera vez tenemos números negros y no tenemos números rojos como se había platicado siempre.
 
Hoy la leche Liconsa vale en el mercado en tres estados como es Chiapas, Oaxaca y Guerrero vale 5.50. En 300 municipios vale un peso. En todos los estados de la república vale 5.50. En el mercado, el precio en el mercado hoy es de 16 pesos.

Tenemos 27 mil tiendas en Diconsa, que por un problema, por un problema de competencia económica no podemos entrar a municipios más allá de 15 mil habitantes.
 
Pero Oxxo tiene 15 mil tiendas. Nada más que Oxxo las tiene en las calles principales de cada una de las avenidas de las mejores ciudades del país y Diconsa tiene esto, lo tiene en Chihuahua, lo tiene en las zonas más serranas y tiene que llegar en lancha o tiene que llegar en carro o tiene que llegar por tierra y por tierra me refiero a carro, camioneta, camión y hasta en mulas porque en su haber de Diconsa hay 22 mulas. Y eso no se incluye al secretario.
 
Entonces, ha sido un esfuerzo muy importante. Ha sido un esfuerzo verdaderamente que tenemos que platicar esta tarde. Quisiera mostrarles y poder decirles, si el tiempo me lo permite, cómo hemos ido avanzando, cómo se han desplegado algunos factores fundamentales y platiquemos hacia dónde nos vamos y cómo dirigirnos y cómo nos ayudamos conjuntamente.

Cómo podemos solucionar el grave problema que tiene en los próximos años, mantener un crecimiento económico, tener una población que cada día salga del asistencialismo y vaya a trabajar.

Por otro lado, cambiar los indicadores y definir los indicadores de tal manera que tengamos menos gente en la pobreza.

Todos los días vemos una nota en el periódico y vemos notas muy positivas, pero también vemos notas como calles o colonias en cualquier ciudad del país que tienen casas de cartón y que viven en condiciones de promiscuidad.

Ese es nuestro verdadero reto, pero si lo hacemos juntos y de veras nos ponemos todos en coordinación y si de veras dejamos atrás épocas electorales y nos fijamos en metas de largo alcance, de largo viraje, de altas miras, sin importar quién va a ser el próximo gobernador, presidente o presidente municipal de tu municipio, de tu estado o del país y tenemos las mismas condiciones, los mismos elementos, las mismas políticas conjuntas, únicas, para nuestra medición, vamos a salir adelante.

Les agradezco mucho. Sé que tenemos muchas preguntas, sé que tenemos muchos temas de qué hablar y estoy a sus órdenes para cualquiera de estas.
 
Muy amable. Muchas gracias.