El Manual Único del Ciudadano Vigilante es un documento que permite conocer, de manera clara, transparente y bajo un esquema de rendición de cuentas, la operación, vigilancia y seguimiento de los programas de desarrollo social operados a través de Sedesol, sus entidades sectorizadas y órganos desconcentrados.

Este documento tiene la intención de promover la participación organizada de los beneficiarios a través de la Contraloría Social, a fin de que éstos verifiquen con mayor eficacia el cumplimiento de las metas y la correcta aplicación de los recursos públicos asignados a los programas sociales.