El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, realizó un recorrido por las zonas más afectadas del estado de Chiapas, por el sismo del 7 de septiembre pasado, para evaluar los daños y reforzar las acciones de apoyo a la población damnificada. 

Para apoyar a la población de Oaxaca y Chiapas, los estados más afectados, el Gobierno de la República, tiene 3 objetivos por cumplir: 

  1. Atender a la población damnificada, especialmente en la dotación de víveres, alimentos, despensas, de forma que tengan una alimentación diaria a través de albergues y comedores comunitarios instalados en las zonas más dañadas.
  2. Asegurar el debido censo de los daños y afectaciones en ambos estados, un recuento objetivo y real. Para ello se coordinarán las dependencias del Gobierno Federal con las autoridades del Gobierno del Estado, personal de las Fuerzas Armadas y de Protección Civil.
  3. Emprender las labores de reconstrucción. Una vez que se tenga la valoración de los daños, y el número de casas que habrá que derrumbar, reconstruir y reparar. Se convoca a empresas del sector privado para acelerar esta etapa.  

En Oaxaca los responsables de coordinar estos esfuerzos son los titulares de las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). También están trabajando los titulares de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Salud, de Comunicaciones y Transportes y de Turismo, así como los de Petróleos Mexicanos, y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

En Chiapas, el responsable de la coordinación es el Secretario de Desarrollo Social, y también tienen presencia los Secretarios de Educación Pública, del Trabajo y Previsión Social, y de Cultura, así como los Directores Generales del Seguro Social, del ISSSTE, de la Comisión Federal de Electricidad, de la Comisión Nacional del Agua y del INFONAVIT.

Estarán cubriendo ambos estados: el Secretario de Gobernación, Fuerzas Armadas, Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina; la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; la Secretaría de Economía, la Comisión Federal de Electricidad y CONAGUA.

Las Fuerzas Armadas están realizando un despliegue, junto con elementos de la Policía Federal, para hacer llegar apoyos, particularmente: víveres, despensas y alimentación a la población damnificada.

A través de Liconsa se establecerá el precio de un peso por litro de leche de manera provisional, e incluso, se entregará de manera gratuita en aquellas comunidades con mayores afectaciones, Diconsa mantendrá el suministro de productos de la canasta básica en sus establecimientos, además de surtir los albergues y Comedores Comunitarios.

La sociedad mexicana está trabajando unida en favor de las familias afectadas, te invitamos a contribuir con víveres, casas de campaña o tu ayuda como voluntario, acércate a los Centros de Acopio.