Por instrucciones del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, Liconsa enviará, hasta que concluya la emergencia, 100 mil litros de agua potable diarios para las personas damnificadas por el sismo de 8.2 grados en la escala Richter, de los 41 municipios más dañados en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, principalmente en Juchitán, Tehuantepec, Matías Romero, Ciudad Ixtepec, Santa María Xadani, Niltepec, Ixtaltepec, Huamelula, Tapanatepec y Salina Cruz, reportados como los más afectados.

A tres días de la emergencia, Liconsa ha distribuido 300 mil litros de agua potable y más de 50 mil litros de leche fortificada.

Además de distribuir agua, se ha apoyado a la población con víveres y colchonetas, de forma que en esta primera etapa de la emergencia la gente se sienta atendida y podamos pasar a la segunda etapa, que es la de reconstrucción.

Personal de Liconsa recibió capacitación para iniciar de inmediato con los trabajos de levantamiento de censo de viviendas afectadas por este fenómeno natural, para supervisar que los víveres y apoyos estén llegado a quien lo necesita, y para realizar un censo de personas afectadas, lesionadas y desaparecidas.

Por el momento, están listos 10 comedores itinerantes que serán asignados a diversos albergues ubicados en los municipios con el mayor número de afectados.

Y no sólo en Oaxaca, también en Chiapas se coordinan acciones para apoyar a la gente que perdió todo y que vio afectado su patrimonio.