La inclusión de las personas con discapacidad es aún un reto para nuestro país. La "accesibilidad" consiste en identificar las barreras que enfrenta cada persona y encontrar soluciones para eliminarlas. 

Es necesario hacer conciencia en que las personas con discapacidad la tendrán toda su vida, que hay muchos tipos de discapacidad: visual, auditiva, motriz, entre otras y hay que considerar otros obstáculos como la edad, la brecha digital, etcétera. Cada persona enfrenta barreras distintas y hay que trabajar por encontrar soluciones para cada una de ellas.   

En el caso de la accesibilidad web, Internet es un medio que supera algunas barreras como la distancia y los horarios, y tiene avances para dar acceso a las personas con discapacidad a través de herramientas de asistencia tecnológica que permiten interactuar con los sitios web. Teclados braille, mouses adaptados, lectores de pantalla y software de dictado de voz, son algunos ejemplos de estas herramientas.    

Para que estas herramientas funcionen correctamente, las personas que desarrollan y alimentan los sitios deben tener en cuenta cómo funcionan estas herramientas, para que sirvan a todo tipo de usuarios. 

Para ser verdaderamente incluyentes debemos seguir trabajando en soluciones que consideren las características de todas las personas, desde la planeación de los espacios y proyectos hasta la modificación de lo que no funciona correctamente.