El Programa de Abasto Rural a cargo de Diconsa incluye a 30,840 localidades de alta y muy alta marginación, donde se ofrecen a la venta productos entre 20% y 30% por debajo del precio del mercado convencional.

Con más de 27 mil puntos de venta en todo el país, Diconsa es la red de abasto más grande de América Latina.

Para garantizar el abasto en temporada de lluvias y frentes fríos se refuerza un monitoreo permanente de la distribución y entrega de productos básicos, y se mantiene comunicación directa con sus 300 almacenes centrales y rurales, para atender sobre todo a 4,500 localidades ubicadas en lugares de difícil acceso.

La canasta básica de Diconsa está constituida por: maíz, frijol, arroz, azúcar, harina de maíz, aceite vegetal comestible, atún, sardina, leche en polvo, chiles enlatados, café soluble, sal de mesa, avena, pasta para sopa. Complementan este listado: harina de trigo, chocolate en polvo, galletas marías y de animalitos, lentejas, jabón de lavandería, jabón de tocador, papel higiénico, detergente en polvo y crema dental.

El Programa atiende a la población que se encuentre en localidades con al menos alguna de las siguientes características:

  • Ser de alta o muy alta marginación 
  • Que tenga una población de entre 200 y 14,999 habitantes
  • Que no cuenten con un servicio de medio, bajo o muy bajo grado de abasto local suficiente y adecuado.