La educación militar es un proceso de transformación física, mental y cultural de hombres y mujeres para lograr que voluntariamente convencidos y comprometidos entreguen al país y a sus instituciones su lealtad, capacidades, habilidades, inteligencia y la misma vida si fuese necesario, en el cumplimiento de los deberes que impone el servicio de las armas.

El personal de Policía Militar que se especializará en Seguridad Pública, estará en capacidad de interactuar profesionalmente con la población. Su preparación profesional y vocación de servicio militar serán los pilares para salvaguardar la vida, integridad, seguridad y derechos de las personas, preservando la libertad, el orden y la paz pública, apegándose a la legalidad e irrestricto respeto a los derechos humanos.