Como una Acción Climática Colaborativa en materia de movilidad, la agenda federal busca sumar esfuerzos con las agendas locales para incentivar el desarrollo sustentable del territorio, a través de la implementación de infraestructura vial emergente. Esta acción está diseñada para facilitar el uso de vehículos de micromovilidad (p. ejem. bicicleta), para coadyuvar la mitigación del riesgo de contagio, además de propiciar una movilidad sana y segura en el regreso escalonado a la “nueva normalidad”. Por último, este esfuerzo tiene como objetivo promover y priorizar una recuperación verde en las ciudades, además de incentivar el desarrollo sustentable del territorio mediante la adopción de nuevos hábitos de movilidad en el traslado de personas y mercancías.

 

Los tres gobiernos locales municipales que resulten seleccionados, recibirán el acompañamiento técnico en el proceso de diseño, dimensionamiento de materiales y personal, estrategia de comunicación, implementación, operación, monitoreo y evaluación. Dicho acompañamiento se llevará a cabo a través de un equipo consultor especializado en la materia. 

 

Las instancias interesadas deberán hacer del conocimiento de Sedatu del 13 al 17 de julio, a través del correo movilidadsedatu@gmail.com, adjuntando los documentos que comprueben el cumplimiento de los requerimientos enlistados a continuación:

 

Requerimientos para el acompañamiento técnico de  implementación de ciclovías emergentes en ciudades mexicanas

 

Administrativos

  • Enviar oficio dirigido a la Mtra. Carina Arvizu Machado, Subsecretaria de Desarrollo Urbano, Suelo y Vivienda, indicando el interés de participar en la colaboración técnica del Gobierno Federal y la Cooperación Alemana GIZ, en materia de ciclovías emergentes.

El escrito deberá mencionar los siguientes aspectos:

  • El compromiso de las alcaldesas o los alcaldes acerca de coordinar a las instituciones necesarias con el fin de que la implementación de las ciclovías emergentes sea exitosa y de alto impacto, durante al menos tres meses y en un horario de 24 horas, 7 días de la semana. Esta comunicación puede acompañarse del apoyo de los gobiernos estatales en turno, para reflejar la coordinación entre los diversos órdenes de gobierno.
  • Designar a la dependencia y persona encargada de la política de movilidad, ya sea dirección, secretaría, instituto o similar, que fungirá como enlace de la colaboración con Sedatu-GIZ.
  • Asegurar la coordinación entre las diferentes instancias locales requeridas para llevar a cabo la ejecución del proyecto de manera exitosa.

 

Del proyecto

  • Enviar el resumen ejecutivo de la propuesta en formato .PDF (máximo 5 cuartillas) que incluya:
    • Exposición de motivos.
    • Vía seleccionada[1] con base en instrumentos de planeación[2], incluyendo la longitud de la ciclovía.
    • Monto presupuestal que asignará el municipio para la implementación y operación de la ciclovía emergente o confirmación de que se cuenta con material disponible en inventario para la implementación de la ciclovía emergente.
    • Listado de instancias que estarán involucradas.       
    • Compromiso de que se diseñará e implementará una estrategia de comunicación con mensajes claves para sensibilizar y socializar la ciclovía emergente con la población.
    • Mecanismos de vinculación con la sociedad civil, academia e iniciativa privada que serán habilitados para fomentar su involucramiento en el impulso de la ciclovía emergente.
    • Compromiso de llevar a cabo la fase de evaluación del proyecto para realizar los ajustes necesarios y comunicar los resultados.
  • Enviar los planos del proyecto en formato .DWG. Se requiere contar con al menos el anteproyecto[3] del diseño de la ciclovía emergente considerando los lineamientos del “Manual de calles: Diseño vial para ciudades mexicanas” del Gobierno Federal.

Los tres gobiernos locales que hayan cumplido todos los requisitos para recibir el acompañamiento técnico se anunciarán el viernes  24 de julio, a través de la página web y las redes sociales de SEDATU.

 

----------------------------

[1] Se deberá priorizar la intervención en una vía primaria para satisfacer la demanda de viajes entre los orígenes y destinos más importantes de la ciudad.

[2] Tales como planes parciales de movilidad derivados de los Programas de Desarrollo, Planes Integrales de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS), Estudios de Redes de Movilidad Ciclista,  Planes de Movilidad Peatonal y Ciclista u otros instrumentos estratégicos.

[3] Se les dará prioridad a los gobiernos locales que cuenten con un proyecto ejecutivo.