Por instrucciones del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), con el apoyo de otras dependencias gubernamentales, atiende la emergencia en las zonas afectadas por el sismo del pasado jueves y lleva a cabo el censo casa por casapara evaluar los daños sufridos en Oaxaca y en Chiapas.

Se prevé que sea esta semana cuando se tenga un informe del censo sobre las viviendas que resultaron afectadas. 

Dicha evaluación, que encabeza la SEDATU, consistirá en ir vivienda por vivienda para recabar la información de los propietarios de la vivienda y establecer si se trata de daños parciales o totales en el inmueble. Una vez registrada la propiedad se dará un folio.

Una vez concluido el censo de las viviendas afectadas se iniciará de inmediato la reconstrucción de las mismas.

A través de diversas acciones y programas, como el de la Autoproducción Asistida, en el que participan conjuntamente los pobladores, se trabajará para edificar las viviendas en un plazo relativamente corto.

La SEDATU continuará con la capacitación de personal de otras secretarías e instituciones para que apoyen en la elaboración del censo y se tenga una cuantificación de daños muy pronto.

Es así que el Gobierno de la República, en coordinación con los gobiernos localesactúa para apoyar a las familias afectadas por el sismo del pasado jueves.