La Junta de Gobierno de la Comisión Nacional de Vivienda aprobó el incremento del subsidio para vivienda de interés social que apoyará a la población de ingresos iguales o menores a 2.2 UMAS.

La prioridad es que los subsidios en la materia sean direccionados a jefas de familia; a jóvenes; a integrantes de las fuerzas armadas y a la población indígena.

Con esta reorientación de recursos serán apoyadas en primer término 3,500 familias con subsidios de hasta 100 mil pesos, por lo que podrán adquirir una vivienda digna con un valor de hasta 387 mil pesos.

Todo este esfuerzo es parte de la Política Nacional de Vivienda que impulsa mecanismos como la Nueva Agenda Urbana, y preceptos como el Derecho a la Ciudad como base para diseñar ciudades sostenibles, inclusivas, compactas, seguras y resilientes.