México continúa como el primer país en el mundo en implementar una política de vivienda sustentable enfocada al segmento social, a través de las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMA por sus siglas en inglés).

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), a través de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI), ha impulsado la construcción de más de 70 mil viviendas NAMA, lo que permitirá reducir la emisión de más de 2 millones 500 mil toneladas de CO2 en aproximadamente 40 años, es decir, en el ciclo de vida de estas viviendas.

Actualmente, las viviendas NAMA mitigan 20 por ciento de los Gases Efecto Invernadero (GEI) en comparación con la vivienda tradicional.

Cabe destacar que una de las primeras grandes reformas de la administración del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, fue tomar decisiones de política pública en materia de vivienda bajo una mirada territorial, donde el centro de la agenda son las personas.

Resalta la creación de la SEDATU, así como la implementación de políticas públicas orientadas a la sostenibilidad, que le han permitido al Gobierno de la República sumarse a la agenda climática internacional.