El informe da cuenta de la situación del Sistema Nacional de Salud, elaborado con el propósito de convertirlo en un instrumento que aporte elementos para analizar las fortalezas y debilidades de dicho sistema.

Para la construcción de este diagnóstico se realizó un esfuerzo por obtener la mayor información disponible y actualizada al momento de llevar a cabo el análisis, por lo que se incluyeron datos de las principales instituciones públicas de salud, así como de las unidades médicas privadas que cuentan con área de hospitalización. En su mayoría, los datos fueron obtenidos de las bases que genera la Dirección General de Información en Salud (DGIS) de la Secretaría de Salud, además de otras fuentes como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica, A.C. (COMAEM), Consejo Mexicano para la Acreditación de Enfermería A.C. (COMACE), entre otras.

El informe consta de cuatro capítulos; Los recursos financieros constituyen el tópico de capítulo número uno, y en él se realiza un análisis tanto en términos absolutos como relativos de los diferentes indicadores. Una característica a destacar en dicho capítulo, es que, para comparar las cifras a lo largo del tiempo, se presentan series deflactadas, es decir, se elimina el efecto de la inflación. El segundo capítulo presenta una descripción de los recursos humanos y físicos con los que cuenta el SNS en nuestro país. Un resumen de los servicios otorgados en el SNS se aborda en el tercer capítulo del documento, en el cual se presentan indicadores como la cobertura de vacunación y el número de consultas otorgadas, con lo cual se realiza una aproximación a la demanda de servicios que existe en México. Para finalizar, en el capítulo cuatro el lector encontrará algunos indicadores claves para identificar la calidad de los servicios otorgados, desde el surtimiento completo de recetas médicas, hasta el desempeño hospitalario.

Es importante subrayar que el Informe Sobre la Salud de los Mexicanos (ISSM) 2016, constituye un esfuerzo pensado para servir a los tomadores de decisiones, académicos y expertos en la salud, tanto del sector público como privado, con el firme propósito de que su contenido sirva de acicate y punto de partida en el diseño, mejoramiento e implementación de políticas públicas que abonen al mejoramiento del sistema de salud mexicano. No obstante, la relevancia de la información, se tuvo suficiente cuidado para que el contenido fuera asequible para el público no especializado en los temas abordados.