Incorporan información técnica, presentada con un lenguaje sencillo, dirigida principalmente a propietarios de establecimientos donde se comercializan dichas sustancias.

Adicionalmente, los carteles apoyan y refuerzan lo que dicta la legislación vigente en relación a la prohibición de la venta de estas sustancias a menores de edad