Lo que hay que saber sobre drogas es un libro elaborado por especialistas para reunir información reciente, veraz, científica y epidemiológica, así como resaltar las necesidades de atención y los retos para la prevención y el tratamiento de los trastornos asociados al consumo.

La presentación del libro tuvo lugar el 24 de octubre y fue encabezada por el doctor Juan Manuel Sotelo, representante de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud en México; el doctor Jesús Reyes Heroles, presidente del Patronato de la Fundación Gonzalo Río Arronte; la maestra Carmen Fernández Cáceres, directora general de Centros de Integración JuveniI; la profesora María del Rosario Tapia Medina, directora general del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México (IAPA); el maestro Salvador Villalobos Gómez, presidente ejecutivo del Consejo de la Comunicación; y la licenciada Marta Mejía Montes, presidenta del Comité de Adicciones de la Fundación.

Con el auspicio de la Fundación Gonzalo Río Arronte, el libro fue escrito por la doctora Silvia Cruz Martín del Campo, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional; la doctora Beatriz León Parra, subdirectora de Prevención de CIJ, y el maestro Edgar Angulo Rosas, director de Prevención y Promoción del IAPA. Además, se adhirieron a la publicación instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil.

La maestra Carmen Fernández Cáceres destacó la importancia de la publicación del libro en una sociedad que necesita contar con suficiente información sustentada en evidencia científica. Afirmó que la obra contiene un panorama general de las drogas e invitó a los presentes a poner especial atención en lo relativo al policonsumo y en los riesgos que implica combinar las sustancias, fenómeno que se presenta cada vez con más frecuencia.

Expresó que, a la par de avanzar en las nuevas políticas de drogas, se debe priorizar la no criminalización de los usuarios, respetar en todo momento los derechos humanos y recordar el derecho de la infancia y la juventud a llevar una vida saludable, que los conduzca a un desarrollo sano.

Agradeció a la Fundación Gonzalo Río Arronte por su apoyo para la elaboración del libro, así como a todas las instituciones que se adhirieron a este proyecto. Refirió que esta obra tiene como antecedente La guía del comunicador, editada en 2014 para los medios de comunicación, por ser una fuente importante de opinión pública y un sector estratégico para la prevención y promoción de la salud. En esta ocasión, el enfoque se amplió para abarcar a otros grupos de la sociedad, como las madres y los padres de familia y los docentes.

Anunció que en los próximos meses se llevarán a cabo talleres de capacitación en torno al libro en diversas sedes del país, dirigidos a comunicadores, líderes de opinión, estudiantes de periodismo o carreras afines, especialistas en prevención, tratamiento e investigación del consumo de drogas y personal escolar estratégico o de salud.

El doctor Jesús Reyes Heroles recordó que uno de los objetivos de la Fundación es la atención del consumo de drogas, así que lo primero es reconocer el problema, identificar la prioridad y determinar los elementos que se requieren para lograr el objetivo. “Para alcanzar las metas, se debe trabajar en la prevención, pues sólo así se tendrá un mayor impacto social; los niños y los adolescentes son un punto donde se puede incidir con una prevención eficaz”, afirmó.

Consideró de suma importancia que el libro llegue a su población objetivo, para lo cual es indispensable una estrategia que transmita y difunda la información a la sociedad, lo que se puede lograr con la ayuda de los medios de comunicación.

El maestro Salvador Villalobos Gómez, presidente ejecutivo del Consejo de Comunicación, celebró la unión de las instituciones para crear el libro con información verídica y trascendente que ayudará a distintos sectores de la población. Se comprometió a impulsar, desde el Consejo, que la obra llegue a familias, escuelas, empresas, medios de comunicación y organizaciones civiles, para así proteger a la población más vulnerable, que son las niñas y los niños del país.

Añadió que este libro forma parte esencial de un proyecto del Consejo de la Comunicación que se tiene visualizado a 10 años para prevenir el consumo de sustancias adictivas en menores de edad, con énfasis en proporcionar información desde el núcleo familiar.

En su mensaje, el doctor Juan Manuel Sotelo afirmó que es un acierto elaborar un libro atractivo acerca de un problema tan cambiante como las adicciones, que informe y sea de fácil acceso para la población objetivo. Manifestó que para atender las adicciones es necesario que la sociedad haga cambios rápidos y efectivos.