El programa preventivo Para vivir sin adicciones busca generar ambientes que promuevan el afrontamiento de riesgos psicosociales asociados al consumo de drogas, la construcción de alternativas propias de protección y el desarrollo saludable de las personas y las comunidades.

La movilización de la comunidad es una estrategia transversal del programa preventivo, que impulsa la participación ciudadana para el desarrollo de actividades de autocuidado de la salud.

Para prevenir el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas, Centros de Integración Juvenil cuenta con actividades para diversos grupos poblacionales, en función del contexto, de su etapa de vida, rol social y nivel de riesgo asociado al consumo de drogas, por ejemplo:

  • ­  Etapa prenatal: Con mujeres embarazadas o con planes de embarazo se busca proteger a ellas y a sus bebés de los riesgos asociados al uso de tabaco, alcohol y otras drogas durante el periodo de gestación, embarazo y lactancia.
  • ­  Adolescentes y jóvenes: Se fortalecen habilidades cognitivas, emocionales y sociales para hacer frente a situaciones o circunstancias adversas.
  • ­  Madres y padres de familia: Se promueven con ellos, estilos de crianza positiva, pautas de comunicación, expresión de afectos y otros recursos de convivencia para proteger a la familia.
  • ­  Personas y grupos voluntarios de la comunidad: Se habilitan en la réplica de actividades de promoción de la salud o de prevención en su entorno inmediato, fortaleciendo espacios de participación y sentido de pertenencia con las comunidades de diversos contextos.
  • ­  Docentes, personal de salud y comités de seguridad e higiene en el trabajo: Se capacitan en la identificación de señales de alerta en torno al uso de drogas, violencia, depresión, así como en herramientas de derivación y atención oportuna.

Los servicios institucionales que se proporcionan son:

Conferencias informativas

Con el intercambio de ideas e información científica sobre el consumo de drogas, se promueve la reflexión en torno a los efectos de las drogas, las situaciones que colocan a la población en mayor riesgo de consumirlas y también sobre los factores que pueden protegerles.

Actividades para el cuidado de la salud

Cada CIJ es un espacio de encuentro de la comunidad, donde se promueve la recreación, el aprendizaje, el crecimiento personal, familiar y colectivo, reforzando factores de protección a través de actividades recreativas, deportivas, educativas, culturales, cursos de verano y de otros períodos vacacionales, ferias de la salud.

Talleres para una vida saludable

En estos talleres se realizan actividades vivenciales para mejorar las relaciones interpersonales y aprender a manejar las emociones mediante habilidades para la vida.