Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud.

Homeopatiajpg

PAPEL DE LA DGPLADES:

Con fundamento en la atribución señalada en el Art. 25, Fracción XIX del Reglamento Interior de la Secretaría de Salud para “Diseñar, desarrollar e impulsar la política nacional de medicinas tradicionales, alternativas y complementarias en el Sistema Nacional de Salud”, la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGPLADES) cuenta con una estrategia para el impulso de los servicios con modelos clínico terapéuticos y de fortalecimiento de la salud, respecto a la homeopatía las líneas de acción son:

  • Actualización del marco legal.
  • Impulso a la investigación.
  • Fortalecimiento de la enseñanza a través de las guías de estructuración y evaluación de programas para la formación en medicina homeopática a nivel licenciatura.
  • Definición de un cuadro básico de medicamentos homeopáticos en conjunto con el Consejo de Salubridad General para facilitar su adquisición, por servicios del Sistema Nacional de Salud.

¿QUÉ ES LA HOMEOPATÍA?

La homeopatía es un modelo médico clínico terapéutico que cuenta con más de 200 años de existencia y que utiliza sustancias obtenidas de vegetales, animales y minerales principalmente, en concentraciones muy pequeñas disueltas en agua y alcohol (también se pueden preparar por trituración en lactosa), agitadas de una forma específica. Frente al paradigma terapéutico occidental de eliminar o luchar contra la enfermedad, sus síntomas y sus agentes etiológicos; la homeopatía propone una terapéutica basada en el principio hipocrático en que lo semejante se cura con lo semejante, fortaleciendo al cuerpo para que se sane a sí mismo.

Por otra parte, se acentúa el papel que juegan las emociones en las enfermedades, asignándoles un peso mucho mayor que el que se les da en el modelo occidental clásico. Con estos elementos se ha desarrollado todo un sistema complejo de atención a la salud. Hay fuertes evidencias que apuntan hacia explicaciones tanto desde el punto de vista biofísico con el concepto de la “memoria del agua”, como de fenómenos bioquímicos implicados en la acción farmacológica de los medicamentos homeopáticos.

HISTORIA

La Homeopatía ha tenido presencia en México desde el año de 1850, fecha que marca el inicio de su práctica en el país, con el reconocimiento de Benito Juárez, primero por médicos españoles y posteriormente por médicos mexicanos que la realizaban en forma privada.

El 23 de junio de 1893 los doctores Joaquín Segura y Pesado, Ignacio Fernández de Lara, Ignacio María Montaño y Fernando Gómez Suárez solicitaron el apoyo oficial para establecer un Hospital en donde se atendieran enfermos con el sistema homeopático, obteniéndose éste, con don Manuel Romero Rubio, Ministro de Gobernación quien intercedió ante el general Porfirio Díaz Presidente de México para la fundación del Hospital Homeopático el 15 de julio de 1893. Con los éxitos logrados, el General Porfirio Díaz a instancias del propio Dr. Joaquín Segura y Pesado y los señores Rafael B. Castro y Bernabé Hernández, fundó la Escuela de Medicina Homeopática, por decreto el 10 de agosto de 1895, dentro del propio Hospital, iniciando sus funciones en enero de 1896 otorgándole carácter nacional y señalando desde entonces, en base al currículum de la misma, que los Médicos que egresaran de ella por su preparación, tendrían las mismas obligaciones y derechos que los Médicos Cirujanos Alópatas.

La Homeopatía fue incorporada oficialmente al sistema de salud por un decreto expedido por el presidente Gral. Porfirio Díaz en 1896 y ratificado por el gobierno del Gral. Plutarco Elías Calles en 1928. En 1896 se funda el Hospital Nacional Homeopático que en 1943 fue incorporado a los Hospitales Federales fundadores de la Secretaría de Salubridad y Asistencia. El Dr. Higinio G. Pérez, decide fundar la Escuela Libre de Homeopatía de México el 12 de octubre de 1912. Obtuvo su reconocimiento oficial el 18 de enero de 1930, cuando el Presidente Lic. Emilio Portes Gil, expidió un decreto por el cual concede a la Escuela Libre de Homeopatía de México el reconocimiento y privilegio a que se refiere la ley reglamentaria de las escuelas libres que hasta la fecha opera asimismo el Hospital anexo Higinio G. Pérez. En 1936 se creó el Instituto Politécnico Nacional, incorporándose la Escuela Nacional de Medicina Homeopática como escuela fundadora. En 1982, abrió su sección de postgrado, impartiendo el primer curso de especialización en terapéutica homeopática, con el reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública.

No obstante, desde 1960 se impartió el primer curso a nivel de postgrado en Homeopatía de México, A.C. La Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía responde a su trayectoria histórica consolidándose como una escuela pública y nacional que forma profesionales con conocimientos amplios de la medicina y de la homeopatía a nivel licenciatura y en postgrado para médicos no homeópatas y estomatólogos.

MARCO LEGAL

En la Ley General de Salud se reconoce desde el 7 de mayo de 1997 la existencia de medicamentos alopáticos, homeopáticos y herbolarios (Articulo 224). Esto se plasma en el Reglamento de Insumos para la Salud, en el cual se regula la definición, registro, elaboración, envasado, publicidad y establecimientos de los medicamentos alopáticos, homeopáticos, herbolarios y remedios herbolarios: (Artículos: 63. 64, 65, 168, 173 y175 en el caso de la homeopatía).

El Artículo 28 Bis. Señala que entre los profesionales que podrán prescribir medicamentos se encuentran los Médicos, Homeópatas, Cirujanos Dentistas, Médicos Veterinarios y Licenciados en Enfermería, en sus áreas de competencia.

En 1983 el Senado de la República ratificó la Farmacopea Homeopática de los Estados Unidos Mexicanos y en 1998 la Secretaría de Salud, publicó la primera actualización de la Farmacopea siendo actualizada en 2007, y reeditada en su 3ª edición en 2015.

Desde 1997 la Ley General de Salud reconoce los medicamentos homeopáticos, herbolarios y los remedios herbolarios.

En 2006 se incorpora al modelo de unidades médicas del Plan Maestro de Infraestructura en Salud y se difunde la cartilla para la prestación de servicios con homeopatía.

En junio del 2011, se modifica el REGLAMENTO Interior de la Comisión Interinstitucional del Cuadro Básico y Catálogo de Insumos del Sector Salud, incorporando en la Sección II: De los Comités Técnicos Específicos Artículo 14 los Comités de Medicamentos de Homeopatía, Insumos de Acupuntura y Remedios Herbolarios.

El 8 de junio de 2015, se realizó la Primera Sesión del Comité de Cuadro Básico de Medicamentos Homeopáticos, en la que se presentó:

  • La Guía de Evaluación de Insumos Homeopáticos para la Salud.
  • La primer propuesta para el Cuadro Básico de Medicamentos Homeopáticos, conformado por 8 Policrestos, 16 Semipolicrestos y 10 Organotrópicos, todos con registro de la COFEPRIS.

ENSEÑANZA

Su enseñanza en otros países se realiza fundamentalmente mediante cursos de postgrado a profesionales médicos. En Francia y México se reconoce como especialidad y en este último existe también la enseñanza de la homeopatía a nivel de licenciatura en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN y en la Escuela Libre de Homeopatía de México.

Actualmente en México, la homeopatía se imparte a título de especialidad en las siguientes instituciones:

• La Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional.

• La Escuela Libre de Homeopatía A.C.

• La Escuela de Postgrado de Homeopatía de México.

En el ámbito de la enseñanza, la homeopatía, acupuntura, herbolaria y recientemente la quiropráctica, son reconocidas por la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos en Salud (CIFRHS), que ha incorporado comisiones específicas sobre la materia con la intención de proponer y revisar las políticas educativas concernientes.

SERVICIO

Existen en México dos hospitales donde se atiende a los pacientes preponderantemente con medicina homeopática, además de la utilización de otras terapias ortodoxas médicas como la cirugía. Son el Hospital Nacional Homeopático, donde realizan sus prácticas los estudiantes de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico nacional, y el Hospital “Higinio G. Pérez” donde los estudiantes de la Escuela Libre de Homeopatía llevan a cabo sus prácticas.

La historia del Hospital Nacional Homeopático data desde el 15 de julio de 1893, cuando, el general Porfirio Díaz, Presidente de México, fundó el Hospital Homeopático por intermediación de Manuel Romero Rubio, Ministro de Gobernación. El Hospital Nacional Homeopático fue incorporado en 1943 a los Hospitales Federales incorporados en la entonces Secretaría de Salubridad y Asistencia. Perdura en el mismo lugar de su fundación en el Centro Histórico de la Ciudad de México, siendo un Hospital incluido en el Sistema Nacional de Salud como Hospital Federal de Referencia, capaz de impartir atención médico hospitalaria convencional y homeopática, que lo hace único a nivel mundial, por tener el respaldo y reconocimiento gubernamental.

Es importante mencionar que la Clínica Cuauhtémoc y Famosa fundada en 1945 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, cuenta con el servicio de atención médica homeopática desde octubre de 2000 y proporciona atención a los empleados de diferentes empresas privadas, en coordinación con el Seguro Social. Dicha clínica ganó el premio Nacional por la Calidad 2005.

Más recientemente, otros Hospitales han incorporado consultorios para brindar atención médico homeopática: El Hospital General de Reynosa, Tamaulipas, incorporó, en el mes de mayo de 2004, dos plazas de base para brindar atención médico homeopática.

El 10 de Julio de 2004, con el apoyo de la Dirección General de Coordinación y Desarrollo de Hospitales Federales de Referencia, tres hospitales federales abrieron consultorios homeopáticos en el servicio de consulta externa: el Hospital General de México, el Hospital Juárez de México y el Hospital Manuel Gea González, que en conjunto atienden un promedio de 5000 pacientes al año.

A partir de 2011 la Secretaria de Salud del Distrito Federal incorpora 6 consultorios de homeopatía y un centro de Medicina Integrativa.

Otro hospital con este modelo médico es la Clínica de Homeopatía de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional.

Con el impulso reciente a la Homeopatía y en un hecho sin precedente en el Estado de San Luis Potosí en 2005, se autorizaron cuatro plazas en servicio social para pasantes médicos homeópatas, lo cual, aunque mínimo, es un avance ante el nulo desarrollo institucional en épocas anteriores.

UTILIZACIÓN

En nuestro país no existía información sobre el uso de modelos médicos y/o prácticas terapeuticas que hace la población. A partir de 2005, la Secretaría de Salud, a través de la DGPLADES/DMTyDI, indagó su utilización a través de entrevistas telefónicas hechas a una muestra de ciudadanos en 20 ciudades de mayor población de México. De 2005 a 2007 se completaron 2090 encuestas telefónicas aplicadas en Campeche, Mérida, Oaxaca, Puebla, Villa Hermosa, Pachuca, Toluca, Cuernavaca, Guadalajara, Querétaro, Distrito Federal, San Luís Potosí, Tijuana, Monterrey, Guanajuato, Durango, Culiacán, Morelia, Xalapa y Tuxtla Gutiérrez. La muestra fue realizada al azar y estimada por el físico matemático Dr. Ángel Salas Cuevas †. La pregunta del cuestionario indagaba si algún integrante de la familia había acudido con alguna práctica tradicional o alternativa en el último año y cual o cuales habían sido.

Los datos con respecto a la homeopatía identificados a través de las entrevistas telefónicas a población abierta, mostraron que del total de personas entrevistadas en las 20 ciudades señaladas, el 16 % manifestaron que por lo menos un integrante de su familia en el último año había acudido a consulta con homeopatía. Este dato que se identifica como no definitivo dado el tipo de encuesta y los años de la misma, sugiere un porcentaje significativo de las familias mexicanas que utilizó este modelo médico clínico terapéutico.

RESULTADOS PORCENTUALES

Fuente: Análisis realizado por Angel Salas Cuevas, en “Interculturalidad en Salud. Experiencias y aportes para el fortalecimiento de los servicios de salud”. Tercera edición. Secretaría de Salud. Biblioteca Mexicana del Conocimiento, octubre de 2014.

APORTES

  • A nivel preventivo, se refiere que la homeopatía al abordar a los pacientes desde su propia individualidad, puede identificar personas cuyo estado físico-emocional puede predisponer a diferentes enfermedades, ubicándolos en algunos cuadros sindromáticos para los cuales la homeopatía tiene efecto, con diferentes manifestaciones emocionales, por lo que son objeto de mucha atención en la clínica homeopática. En estos casos de identificación de cuadros con propensión a diferentes padecimientos, la homeopatía equilibra el metabolismo y se indica en conjunto con ejercicio y alimentación adecuada.
  • A nivel terapéutico, la homeopatía se concentra a evitar el daño en el órgano blanco, fortalecer al cuerpo a que se cure a sí mismo, controlar la enfermedad y evitar sus complicaciones.

La homeopatía utiliza sustancias en concentraciones no tóxicas que fueron probadas en personas sanas para determinar sus propiedades curativas.

El tratamiento es individualizado a cada paciente por lo que utiliza un enfoque clínico que le es propio para identificar los medicamentos más beneficiosos a la condición particular de cada enfermo. Como ejemplo, para manejar la enfermedad acido-péptica se tienen varios medicamentos útiles, pero el médico homeópata debe seleccionar el más adecuado a la forma específica de reaccionar de la persona hacia su padecimiento, por lo que toma en cuenta los cambios en su sensibilidad a los factores fisiológicos y ambientales, además de los cambios de humor y actitud observables durante la enfermedad, lo que le resulta en una mayor precisión en la selección del medicamento homeopático y una mejor respuesta curativa.

Se recomienda complementar el tratamiento homeopático con un estilo de vida saludable por medio de la dieta y ejercicio apropiados y adecuados a la edad y condición física del paciente, biofeedback, meditación o cualquier otra disciplina que disminuya los efectos del estrés. Es importante orientar al enfermo crónico para que identifique y modifique las condiciones agravantes o provocadoras de su enfermedad.

VENTAJAS DE INCORPORARLAS EN LOS SERVICIOS DE SALUD:

  • Se amplía el modelo de oferta de servicios y la cobertura de la población, favoreciendo el derecho de los usuarios a la libre elección.
  • Se favorece una atención integrada en los servicios de la unidad de salud, otorgando referencia y contrarreferencia institucional.
  • Se brinda una atención integral especializada y personalizada, que favorece una adecuada relación médico-paciente.
  • Disminuye el costo de la atención.
  • Es fácil de instrumentalizar. Implementación sencilla y de bajo costo.
  • Se amplía la cobertura a la población, en los diversos niveles de atención.
  • No requiere de material y equipo sofisticado.
  • Se facilita la validación de los resultados al contar con equipo biomédico actualizado.
  • Capacidad de adaptación y crecimiento a las necesidades y demandas del servicio.

RIESGOS

Dado que la homeopatía utiliza dosis infinitesimales, en general no ocasiona riesgos derivados de los efectos secundarios o tóxicos de las sustancias utilizadas, pero si puede tener algunas consecuencias de producir algunos síntomas de la enfermedad que intenta tratar en el caso de un diagnóstico equivocado. El 26 de septiembre de 2015, en el marco del “VI Encuentro Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en Medicina Complementaria”, el Dr. Jorge Luis Olivas Ríos a nombre del Laboratorio Homeopático y de Investigación con sede en Durango, Durango, presentó un estudio titulado “Homeopatía en los trasplantes”, que señala que los medicamentos homeopáticos podrían precipitar la respuesta inmunológica de rechazo al trasplante, en razón de la evidencia de que la homeopatía fortalece la respuesta inmune ante microorganismos y agentes extraños como parte de su inducción curativa, por lo que recomendó que no sea utilizada en ninguna de sus formas en personas que han recibido un trasplante, a excepción del de córnea, ya que esta no se encuentra condicionada a un rechazo inmunológico.

* NOTA: Información revisada y enriquecida por el Dr. Fernando Ochoa Bernal, Director del Hospital Nacional Homeopático.