B423 / Ciudad de México.

El coordinador general de Ganadería de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Francisco Gurría Treviño aseguró que la obligatoriedad de registrar e identificar principalmente a los animales que se movilizan por las carreteras, coadyuvará a modernizar y aumentar el orden en el sector ganadero nacional.

Al acudir, con la representación del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, a la reunión de trabajo de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), Gurría Treviño explicó que la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SAG/GAN-2015, donde se plasma la obligatoriedad del registro  entrará en vigor a partir del 1 de diciembre de 2016.

La puesta de los aretes amarillos para identificar a los animales, añadió Gurría Treviño, es una responsabilidad compartida entre la SAGARPA y los ganaderos, pues mediante este dispositivo se podrá tener la certeza del origen del ganado y “será como una especie de acta de nacimiento, cartilla de vacunación y visa”.

Además, dijo, este arete amarillo de SAGARPA anula todos los que se ponían al ganado en diferentes etapas y motivos en diversos estados del país.

Agregó que se trata de un proceso de modernización en el sector pecuario y la autoridad se asegurará de haya suficientes aretes, los cuales estarán a su disposición por medio de las oficinas de la CNOG y otros organismos coadyuvantes.

El coordinar general de Ganadería dejó en claro que de ninguna manera la SAGARPA, sus delegaciones, o cualquier tipo de oficina, serán ventanillas expendedoras de aretes, ya que se trata de una obligación de los propios ganaderos.

Gurría Treviño reiteró ante los presidentes de las uniones ganaderas de todo el país, el compromiso de la dependencia federal de unir esfuerzos para llevar a cabo el aretado de todo el ganado bovino del país, con el fin de cumplir y hacer cumplir la Norma Oficial.

Afirmó que se han definido ya diversas estrategias para llevar a cabo estas acciones, en favor de quienes mueven ganado por todo el país para compra-venta, repasto, engorda, sacrificio y exportación, además de establecer alianzas con las uniones regionales de ganaderos y con los industriales de la carne para realizar el aretado de los animales.

Recordó que una de las principales estrategias que se han llevado a cabo consiste en la regionalización del país para saber con exactitud con qué es lo que se cuenta, tanto en número de animales como en infraestructura y servicios.

En la región I están incluidos los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas y en la II, los estados de Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

Asimismo, en la región III se encuentran los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, mientras que en la región IV se incluyeron a los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Tabasco y Veracruz.

A su vez, el diputado federal Oswaldo Cházaro Montalvo, Presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, CNOG, solicitó que se apoye la instalación de más ventanillas para expender aretes en diferentes partes del país.

Además, manifestó que el sector está de acuerdo en poner en marcha la obligatoriedad de la norma para beneficio de todos sus agremiados y dijo que apoyan las acciones para que todo el ganado que se comercializa en México esté debidamente legalizado.