De origen americano, el zapote es de apariencia esférica y alargada, cuya textura dura es de color marrón o verde rojiza. Contiene en su interior una pulpa muy aromática y de sabor dulce. Destaca principalmente por su alto valor nutricional, ya que es una rica fuente de vitaminas, minerales y carbohidratos. Asimismo, se utiliza a manera de producto gastronómico y medicinal.

En el ámbito culinario se usa en la preparación de aguas frescas, licuados, helados, gelatinas y dulces; y en el curativo curativo para combatir la hipertensión arterial, diarrea, diabetes, insomnio, infecciones de garganta e inflamaciones en general. Cabe agregar que las sustancias que poseen sus semillas se utilizan en el tratamiento de la leucemia.

Las variedades que comprende son: zapote blanco, negro, verde, amarillo, chicozapote o zapotillo, mamey, chapote y persimonio.  

En México, su producción total es de aproximadamente 16 mil toneladas, siendo Campeche el productor líder, seguido de Yucatán y Veracruz. Es además un fruto de alto consumo en nuestro país, donde se comercializa generalmente en fresco y cuenta con una enorme demanda gracias a sus propiedades culinarias y curativas.

Sabías que…

En muchas zonas de México, el zapote se utiliza para fortalecer el cabello.