¡Salusita de la buena, por ese gran acierto! -diría nuestro querido Pedro-, porque bien sabía él lo que estaba disfrutando, pues el tequila desde siempre ha sido una bebida que conquista corazones, paladares y actualmente mercados.

Ese tequila que junto con el mariachi hicieron llorar tantas veces a Pedro Infante, es uno de los productos estrella del sector agroindustrial mexicano, goza de prestigio internacional y desde 1974 cuenta con denominación de origen reconocida en medio centenar de países.

El tequila que ostenta el sello “Hecho en México” se comercializa en 98 países, con ventas que alcanzan un volumen superior a los 196 millones 736 mil litros en 2016 y un valor estimado en mil 203 millones de dólares.

Los principales destinos de exportación de tequila mexicano son Estados Unidos, Alemania, España, Francia, Japón, Reino Unido, Sudáfrica, Colombia, Canadá y Brasil. Estos 10 países concentran alrededor de 92.4 por ciento de las exportaciones que realiza México de esta bebida a nivel mundial, el resto se divide en 88 naciones más a las que es enviado el tequila.

En 2016 se incluyeron nuevos destinos para el tequila mexicano, Aruba, Bangladesh, Barbados, Irak, Jamaica, Malta, Mauricio, Nigeria y Seychelles.

La SAGARPA refuerza acciones, incentivos y apoyos para la cadena productiva del tequila, con el objetivo de mantener e incrementar el ritmo de crecimiento de esta actividad icónica de nuestro país.

Así que junto con el ídolo del cine mexicano Pedro Infante, el tequila es por mucho un orgullo mexicano.