La administración del presidente Enrique Peña Nieto apostó desde el primer día de su gestión al crecimiento y desarrollo del país, una muestra de ello es la construcción del Nuevo Puerto de Veracruz, la obra de infraestructura portuaria más importante de los últimos 100 años, aseguró el director general de Fomento y Administración Portuaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Fernando Humberto Gamboa Rosas.

Al explicar los avances en la edificación del nuevo puerto, Gamboa Rosas señaló que México ha ampliado sus mercados internacionales y hace frente al comercio mundial que sigue su marcha, por lo que era necesario modernizar el actual espacio portuario de Veracruz que fue creado en 1902.

Fernando Gamboa Rosas detalló que en la construcción del Nuevo Puerto se invertirán 70 mil millones de pesos; 24 mil millones en la primera etapa, de los cuales 7 mil millones son recursos públicos y 17 mil millones son capital privado nacional e internacional, lo que refleja la confianza de los inversionistas en México y en esta construcción.

Por su parte, el gerente de Ingeniería de Administración Portuaria Integral de Veracruz (APIVER), Francisco Liaño Carrera, mencionó que antes de que concluya la actual administración, el Nuevo Puerto de Veracruz recibirá barcos de gran calado y de última generación.

Con las nuevas rutas de comercio marítimas, estableció, están llegando barcos de Asia, donde están los puertos más grandes e importantes del mundo, con lo que la carga movilizada en Veracruz creció en 2016 en seis por ciento y este año ha sido del 18, muy superior al incremento de la mayoría de los puertos a nivel internacional.

Con esta obra de infraestructura, dijo, la capacidad operativa se quintuplicará al pasar de 22 millones de toneladas movilizadas anualmente en el actual puerto, a 120 millones de toneladas con el nuevo.

Liaño Carrera afirmó que la inminente saturación del puerto y la necesidad de recibir barcos de última generación, fueron las detonantes para construir uno nuevo, aunado al desarrollo del comercio, que reflejaba desde hace más de 20 años, la urgencia de ampliarlo y modernizarlo.

Explicó que, a partir del próximo año, Veracruz podrá recibir navíos de más de 16 metros de profundidad o calado, 400 metros de longitud, con cargas de más de 18 mil contenedores, que son de la última generación de transporte marítimo; en la actualidad pueden anclar naves menores a los 350 metros, con hasta 14.35 metros de profundidad con 8 mil contenedores de carga.

Comentó que con la primera etapa, que consta de las terminales de granel agrícola, granel mineral, contenedores, fluidos y una semi especializada, la capacidad de movilización de carga crecerá en 30 millones de toneladas.

Manifestó que el avance global de la obra es de más del 60 por ciento y en los próximos meses concluirá la construcción de la escolladera o rompeolas de más de 4 kilómetros de longitud, en la cual se utilizan más de 8 millones de toneladas de roca.

Dentro de las acciones en favor del medio ambiente y considerar al Nuevo Puerto de Veracruz un puerto verde, con la asesoría de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la fecha se han rescatado y reubicado 48 mil colonias coralinas y organismos marinos en la zona de influencia de la construcción, con una tasa de supervivencia comprada del 90 por ciento, haciendo de este rescate el más grande y exitoso a nivel mundial.

--o0o--