Como saben, estamos duplicando la capacidad instalada de los puertos mediante la construcción de más y mejor infraestructura. Para mantener el ritmo permanente de las obras, se ideó con el apoyo de la SHCP, un fideicomiso portuario para invertir las utilidades generadas por las APIs (Administraciones Portuarias Integrales) provenientes de las tarifas cobradas y que tendrá para 2018 recursos estimados de 5,000 mdp.

Este instrumento financiero permitirá cumplir en tiempo y forma la ejecución de los proyectos, evitará el subejercicio, los sobrecostos por demora y los desfases ocasionados por el cierre presupuestal. Un punto muy importante es que ya no habrá necesidad de solicitar recursos fiscales, ni de hacer ajustes a los calendarios de ejecución, además de que el fideicomiso cumple con todas las disposiciones oficiales sobre los ciclos de inversión proyectados y contará con un Comité presidido por la SCT y donde participará la SHCP.

Con el gobierno del Presidente Peña, México está involucrado en la toma de decisiones continentales portuarias ya que, desde el año pasado, presidimos la CIP de la OEA; donde hemos propuesto una metodología homogénea para hacer más eficiente el movimiento de carga en nuestros puertos. También, para mitigar los efectos del cambio climático, trabajamos para que nuestros puertos sean certificados como Puertos Verdes como son; Ensenada, Vallarta y Lázaro Cárdenas y gestionando que sea la CIP quien certifique a los puertos de América. En cuanto a la OMI, en unas semanas México buscará ser relecto en su Consejo General. A nivel nacional, PROFEPA certificó a Manzanillo como Puerto Limpio, pero todas las APIs tienen el certificado de Industria Limpia que otorga esta Procuraduría Ambiental.

El transporte marítimo y la marina mercante son sustanciales para el crecimiento de la economía. Hoy tenemos la mayor oferta de navieras regulares en toda nuestra historia: arriban embarcaciones de 157 líneas con lo que comerciamos con 587 puertos de 153 naciones. Y, para cumplir los acuerdos internacionales, todos los contenedores para exportación son pesados antes de su embarque: no hay un contenedor varado en puerto mexicano por falta de básculas calibradas y verificadas por la autoridad competente.

En cuanto a la Marina Mercante Mexicana, durante estos cinco años, hemos casi duplicado la capacidad que tenían las escuelas náuticas de FIDENA en Veracruz, Mazatlán y Tampico: en 2012 tenían cupo para 1016 alumnos y hoy estudian 1822. Hemos trabajado para romper los paradigmas que nos encadenan al pasado. Por ejemplo, hemos aumentado 114% la matrícula de cadetes femeninos llegando a 195 estudiantes: estamos incluyendo a las mujeres en todos los sectores de la vida marítimo portuaria.

En el Gobierno del Presidente Peña estamos cumpliendo con los Compromisos de Gobierno adquiridos durante la campaña. Al sector portuario se le adjudicaron 8 (este año se le dio uno más). Ya cumplimos con 5 y trabajamos en los 3 restantes: modernización del puerto del Carmen; una terminal de pasajeros en Puerto Vallarta y la modernización del puerto de Mazatlán. Todos estarán concluidos durante el próximo año.

Estos logros son solo un ejemplo del trabajo de la SCT porque todas y cada una de las obras son necesarias para el crecimiento y desarrollo de nuestro país. Sin duda alguna, como lo escribió el Secretario Ruíz Esparza, estamos construyendo infraestructura que da beneficios tangibles a los mexicanos; que generan trabajo y que dan nuevas oportunidades para seguir avanzando con una visión sustentable y sostenible.

El Universal - Opinión - Guillermo Ruiz de Teresa

Coordinador General de Puertos y Marina Mercante - SCT

23 de noviembre de 2017