En PROSPERA contamos con 300 Responsables de Atención a Población Indígena (RAPI) quienes dominan más de 30 lenguas y están en 18 estados, esto con la finalidad de atender y asesorar a nuestras familias beneficiarias en su lengua, en un marco de igualdad y respeto a los derechos sociales, culturales y lingüísticos.       

Una de nuestras responsabilidades como sociedad es luchar contra la discriminación de los grupos indígenas, eso es inclusión, uno de los grandes desafíos que debemos afrontar y gracias al compromiso de las y los Responsables de Atención a Población Indígena, vamos a lograr que todos los beneficiarios y beneficiarias PROSPERA hablantes de lenguas sean partícipes de la Inclusión Social.