El Estado mexicano asume la responsabilidad de implementar políticas para evitar la deserción y fomentar la permanencia, a través de un sistema integral de becas para todos los niveles educativos.

El Artículo 3º constitucional debe hacerse efectivo al brindarle a todas y todos los mexicanos el derecho al acceso a la educación que imparte el Estado con integralidad, equidad y excelencia.

Los planes de estudio promoverán valores, civismo, historia, cultura, arte, deporte y respeto al medio ambiente, entre otros. Además se buscará una política incluyente adecuada a la diversidad cultural y étnica de nuestro país, la cual incorpora a la educación indígena, bilingüe y bicultural.

La excelencia educativa se logrará a través de la certificación del desempeño de instituciones, autoridades y actores de la educación, así como con mediciones e investigaciones especializadas.