Para la prevención de la rabia paralitica bovina en especies ganaderas susceptibles a partir de los tres meses de edad con revacunación a los nueve meses posteriores de la primera vacunación y con revacunación anual.