Una de las ventajas de vacunar con la cepa RB51, es que no produce falsos positivos, porque las pruebas de diagnóstico tradicionales no la detectan en el suero de los animales vacunados, lo que permite continuar realizando las pruebas de diagnóstico para identificar posibles animales infectados sin importar la fecha de vacunación.