Los objetivos de esta Convención son promover y fortalecer el desarrollo de los mecanismos necesarios para prevenir, descubrir, sancionar y erradicar la corrupción, así como promover, facilitar y regular la cooperación entre los Estados Parte a fin de asegurar la eficacia de las medidas y acciones para prevenir, descubrir, sancionar y erradicar la corrupción en el ejercicio de las funciones públicas y los actos vinculados con tal ejercicio.